Cada vez proliferan más las ediciones “secretas” u ocultas de discos que oficialmente no existen, pero cuyo interés y originalidad podría hacer de ellos un producto perfectamente comercial. El álbum ‘Punk machine 10 años 2005-2015’ no figurará nunca en un listado oficial de ediciones con depósito legal, por el simple hecho de que no dispone de él. Esto no impide que las doscientas copias de su edición limitada comiencen ya a cotizarse como la rareza que suponen en el extraño mercado del vinilo en el año 2017.

Las bandas protagonistas de este “especial versiones” son nueve, que con su arte para el decibelio han dado forma a otras tantas versiones de grupos de Rock, Punk y Hardcore: Furious People / Gimme Shelter (The Rolling Stones), Krang / Os engañan (Eskorbuto), Copa Turbo / Evil woman (Zeke), Golpe de Estado / Hatebreeders (Misfits), Speedyzen / Equal rights (Satanic Surfers), Skarmento / Un día más (Ruin Bois), Fug / We know you suck (J.F.A.), Trooger Travis / Young till I die (7 Seconds) y Brigada Criminal / Suspect device (Stiff Little Fingers).

Como se puede apreciar, la libertad de cada colectivo para elegir el tema y artista que lo interpreta ha sido absoluta. Detrás de esta iniciativa del ignoto sello Punk Machine hay connivencia con sus colegas de Cruzade Records, aunque en este tipo de proyectos se sigue la norma de que “cuantas menos pistas sobre el origen del producto, mejor para todos”.

Lo importante es pues el contenido musical en sí, que rescata versiones registradas en su momento por grupos ya extintos (Brigada Criminal, Golpe de Estado o F.U.G.) o bien pone a grabar para la ocasión a invitados como Speedyzen. Tampoco el clásico espíritu “hazlo tú mismo” del Punk se queda atrás en este caso. Cartón completo de un lado, medio del otro para sostener la funda del vinilo y una hoja de créditos de los músicos, un par de flyers publicitarios, plástico envolvente y a correr…

Leo Cebrián Sanz