Al calor del éxito del pasado festival Rocktiembre, que conmemoraba el (casi) trigésimo aniversario del concierto compartido del mismo nombre. una de las personas vinculadas a aquel acontecimiento ha tenido la iniciativa de proponer una campaña de micro mecenazgo para reeditar la película “Nos va la marcha”, que recoge lo sucedido en el histórico evento de 1978.

Detrás de este emprendimiento figura uno de los tres codirectores del film, el director y productor de cine independiente Rai García. Junto a él trabajaron José Manuel Berastegui y un Manuel Gómez Pereira, que no es otro que el posteriormente famoso director de cine Manolo Gómez Pereira (autor sobre todo de comedias tipo “Salsa rosa”, “Todos los hombres sois iguales” o “Boca a boca”).

La idea resulta plausible, pero está generando dudas entre los posibles interesados. Según se explica en la página correspondiente de Verkami, se trata de realizar un proceso de “digitalización y restauración” de la película. A primera vista no se especifica a los posibles colaboradores que el material sobre el que se va a trabajar es el contenido en el largometraje estrenado en los cines y no en el vídeo que se publicó con posterioridad – y cuya hora y 18 minutos está disponible en You Tube, aunque en una calidad manifiestamente mejorable-.

La diferencia entre una y otra versión es importante, dado que el metraje del largo visto en salas era superior al que apareció en el formato de vídeo casero. Durante muchos años el gran público desconoció este dato, hasta que hace algunas semanas algunas personas que sí vieron el documental en el cine recordaron la participación de Cucharada. Incluso Televisión Española ha difundido imágenes de la actuación del grupo de Manolo Tena en el directo, aunque es cierto que ésta no se reflejaba en la banda sonora original publicada por Chapa Discos. Curiosamente, la propia petición encabeza su reclamo con una foto de Manolo Tena al frente de Cucharada.

Hay que indagar en la sección de “Preguntas y respuestas” para resolver la cuestión. A la pregunta de Javier: “¿Estará toda la película completa como en su día se pasó en los cines?”, Rai contesta:

“Exactamente, Javier. Lo que ocurrió en su día fue un error por parte de la empresa que editó el VHS y el BETAMAX en 1.979, se “comió” un rollo entero (el número 8 de la película) en el que iban las entrevistas a Rafael Abitbol y Jesús Ordovás, así como TODA la actuación de Cucharada. Esta vez la edición en DVD la voy a controlar personalmente”.

La acción coordinada desde Verkami corresponde sólo a una de las tres partes de los realizadores, pero entendemos de sentido común que ya se hayan resuelto desde el inicio los hipotéticos problemas con la poseedora (productora y/o distribuidora) de los derechos de la película o el VHS. Hay que apoyar cualquier acción que recupere el patrimonio cultural del rock español, si bien conviene explicar mejor las cosas para que no haya recelos o desconfianzas. Una vez aclarado el tema, reproducimos el texto escrito por Rai García para animar a alcanzar los objetivos económicos:

“Cuando en 1.978 rodamos “Nos va la marcha” lo hicimos porque queríamos formar parte de todo lo que por entonces sucedía en Madrid y en otros lugares de España. Energía y movimiento… Ganas de hacer cosas… Pintores, músicos, fotógrafos, cineastas… y la gente, sobre todo la gente de la calle, se erigieron en un motor de creatividad e inconformismo social que desembocaría en los años más interesantes y prolíficos de la historia reciente de Madrid: “La Movida”.

Nunca nos imaginamos que años después nuestra película pudiera convertirse en un producto mítico, de culto, hasta el punto de organizarse una gira rockera por todo el país en homenaje al treinta aniversario del estreno de “Nos va la marcha”.

Para hacerse una idea de cómo la película sigue en la memoria colectiva, basta con introducir en internet las palabras “Nos va la marcha” / “Película” e inmediatamente tropezaremos con decenas de páginas web, foros y blogs que comentan y buscan la película.

Por ello, creemos que es el momento oportuno para rescatar nuestro largometraje documental y hacérselo llegar nuevamente a todas las personas en cuyo recuerdo aún reviven aquella época y a la generación actual para quienes Leño, Topo, Coz, Cucharada… sean referentes de sus gustos musicales”.

Leo Cebrián Sanz