Rikki Rockett, batería de Poison, ha confirmado que su cáncer de lengua ya ha sido erradicado.

Tras radiaciones y quimioterapia, y comprobar que no mejoraba su estado, Rikki decidió cambiar de hospital, se trasladó a San Diego y se sometió a un tratamiento con un fármaco de inmunoterapia experimental. Un año después está curado.

En la foto que mostramos, de su cuenta de Instagram, Rokett escribió: “Gracias a este hombre, ¡estoy libre del cáncer!” Se trata del Dr. Ezra Cohen.

rikki