En apenas quince días comienza el curso escolar en España y queremos dar cuenta de la existencia de iniciativas pedagógicas que tienden puentes entre el Rock y la enseñanza. No abundan los proyectos de este tipo, por lo que aún tiene más valor -en todos los sentidos de la palabra- la fuerza con la que desde el año 2007 se manifiesta el colectivo “Rock en las Aulas”.

Tres colegios de la localidad de Fuente del Maestre, en la provincia de Badajoz, son los privilegiados por este programa de inmersión artística, que utiliza “la música como medio de aprendizaje, desarrollo y fuente de conocimiento. La idea es muy sencilla: tratar de acercar al alumnado al mundo de la creación y producción musical, adquiriendo las competencias básicas para entender este tipo de manifestaciones culturales, más allá de los libros”.

“Cada año”, prosigue la nota informativa elaborada por el claustro de docentes, “el alumnado de 6º curso de Primaria prepara una canción original, que posteriormente se registra en un estudio de grabación, acompañada de la edición de un videoclip para que los escolares vivan la actividad artística en su máxima expresión.

Como colofón -siempre que es posible-, se lleva a cabo la puesta en escena de toda esta actividad, en un concierto realizado con una banda de rock y un coro de entre 25 y 32 escolares, que abarcan desde 3º hasta 6º de Primaria ó 1º de la ESO”.

Este trabajo coordinado entre maestros y músicos, docentes y alumnos se manifiesta también en un canal exclusivo de You Tube, y en la colaboración de ocasionales artistas invitados como el que hoy nos ocupa. Su nombre resultará familiar a quienes siguen desde hace años la trayectoria de Extremoduro, ya que Manolo o “Manolillo” Chinato fue un íntimo colaborador de Roberto Iniesta durante un periodo muy fértil para la banda.

El poeta adquirió bastante notoriedad cuando participó en el disco “Extrechinato y tú”, en compañía de su compadre Robe y de Fito Cabrales, quien se encontraba en plena transición de Platero y Tú a su carrera en solitario. Aquel maravilloso disco, ignorado de manera permanente por los medios generalistas e incluso por los supuestamente especializados, fue una lección en toda regla de cómo combinar la literatura y el Rock.

Chinato ha seguido escribiendo poesía y para nuestro solaz y sorpresa he aquí la última muestra de su talento lírico. La canción “Herrador” tiene el aliciente de estar impulsada por ese “Rock en las Aulas”  que tanto nos gustaría ver repetido en cada colegio e instituto a los que van nuestros hijos, primos o hermanos pequeños.

Leo Cebrián Sanz