Sabino Méndez, el compositor de muchas de las grandes canciones de Loquillo y los Trogloditas en su primera etapa, se está revelando como un agudo analista político tras su fichaje por la cadena de radio Onda Cero. El autor de “Cadillac solitario” o la polémica “La mataré” sufrió durante unos años una trayectoria personal muy condicionada por su relación con las drogas, pero desde que el guitarrista superó el problema su presencia pública se ha hecho más y más visible, al punto de convertirse en un legítimo representante de toda esa generación tradicionalmente silenciada en los grandes medios.

Este catalán de Barcelona nacido en 1961 está aportando en las últimas semanas su sentido del humor más ácido y agudo para analizar la deriva secesionista en el proceso independentista catalán. Lo hace cada semana en el programa “Más de uno”, el matinal que dirige Carlos Alsina, que busca así renovar las voces y caras de los formatos radiofónicos tradicionales, que desde hace años adolecen de nuevos nombres propios que pongan al día los puntos de vista. Méndez participa como invitado en la sección “El gallo zumbón”, que es una breve audio-reflexión en torno a un tema de actualidad.

 

 

Sabino, compositor de clásicos como “Autopista” o “Rock and roll star”, abandonó la banda en 1989. A partir de ese momento se centró en su recuperación personal, además de completar sus estudios de Filología Hispánica.  Intentó la aventura en solitario en 1997 con un disco titulado “El día que murió Marcelo Mastroianni”. Tres años después se produjo el enfrentamiento directo con Loquillo tras las revelaciones de su libro de memorias “Corre rocker, corre”.

La relación de amor versus odio entre Loquillo y Sabino -siempre desde el respeto, por muy paradójico que parezca- dio bastante juego en su momento, pero por fortuna las desavenencias terminaron cuando ambos cedieron y dieron paso a una sentida reconciliación. Ésta se confirmó con motivo del disco “La nave de los locos”, para el que Sabino escribió todas las canciones.

En los últimos años Méndez se ha hecho un hueco en la intelectualidad española, gracias a varios libros ajenos a la temática musical. Su figura pública no ha estado exenta del compromiso público, ya que en varias ocasiones colaboró con los partidos Unión Progreso y Democracia (UPD) y Ciudadanos.

Leo Cebrián Sanz