Sebastian Bach (cantante, ex Skid Row) ha acusado a Michael Sweet (cantante y guitarrista, Stryper) de ser ‘un puto bocazas’ después de que Sweet dijera que una cantante adolescente “se había comido” a Sebastian tras interpretar un clásico de Skid Row.

Moriah Formica, de 16 años, tiene vídeos en los que interpreta ‘I remember you’. El cantante de Stryper compartió uno de ellos en su Facebook y añadió: “Monica Formica lo borda y, en mi humilde opinión, se come al cantante original.”

Un usuario de Twitter le dio vida al comentario, le llegó a Sebastian Bach y éste escribió: “Michael Sweet es un puto bocazas. Lo dice detrás del teclado. Tengo ganas de encontrarme en persona otra vez a este mariquita.”

La inocente protagonista del debate es una joven cantante que participa en el último disco en solitario de Michael Sweet haciendo a dúo la canción “Can not take this life”. También es ‘telonera’ en algunos conciertos de Stryper.

El frontman de Stryper aprovechó las palabras de Sebastian para airear de nuevo que hace un tiempo la compañía de discos de Bach quiso que él le produjera un CD y le ayudara con nuevas composiciones. Por hacer público en su momento este hecho, Seb se encaró con Sweet y el proyecto se rompió.

La trifulca la ha acabado Michael pidiendo disculpas y admitiendo su error si ha molestado a Bach. Pero ha aprovechado para decir que, después del cruce en las redes, Sebastian le envió un correo electrónico directo en el que lo amezaba: “Ve preparándote para la próxima vez que nos veamos cara a cara”, además de otras ‘palabritas’, añadió el de Stryper, quien declaró también: “Soy honesto pero no mezquino o dañino. No soy un marica. Obviamente, Sebastian no me conoce; no lo diría si fuera así. Desafortunadamente, por ser cristiano, hay gente que cree que siempre tengo que poner la otra mejilla y dejar que digan lo que quieran sobre mí. Espero que el ‘mariquita’ que hay en mí no me deje hacer eso”, remató con sorna.