Sharon Osbourne ha declarado que su marido, Ozzy, tuvo muchas aventuras amorosas antes de la que saltó el año pasado y casi acaba con el matrimonio.

Gracias a un correo electrónico mal dirigido, Sharon descubrió que Ozzy llevaba cuatro años viéndose con la peluquera de famosos Michelle Pugh.

En una entrevista con un periódico inglés, la mánager y esposa de Ozzy deja claro que -de lo que ella tiene conocimiento- no ha sido una, sino al menos seis las amantes que Ozzy ha tenido en sus muchos años de matrimonio. Entre ellas, una adolescente rusa, una masajista en Inglaterra, otra en Los Ángeles (EE. UU.) e incluso menciona a la cocinera que tenían en casa.

Añade Sharon: “Tenía amantes en diferentes países. De hecho, como seas mujer y le des un masaje a Ozzy o le traigas la comida… ¡ya estás lista, que Dios te ayude!”

Desde el año pasado Ozzy dice estar yendo a terapia para curar su adicción al sexo y comentó hace unos meses: “No puedo dejar la terapia, pues sale mi otro yo, que no me gusta, lo odio. Y no me refiero sólo al sexo, me puedo enganchar a las drogas, el alcohol, coleccionar sellos… a lo que sea.”

Pero a primeros de año, en otra entrevista, el cantante -siempre diciendo lo contrario de lo que dijo ayer- soltó esta frase: “No es que sea un adicto al sexo. Estoy en una puta banda, ¿no? Pues siempre hay groupies… y yo me las tiro.”

A pesar de todo lo que dicen uno y otro en la prensa y sus conflictos matrimoniales (verdaderos o pura publicidad), el pasado 14 de mayo Ozzy y Sharon renovaron sus votos.

La pareja se casó el 4 de julio de 1982.