Sherpa, bajista y cantante –ex Barón Rojo-, desde hace años defendiendo el proyecto artístico que lleva su mismo ‘nombre de guerra’, también ha utilizado Facebook para expresar sus actuales sentimientos tras el cobarde atentado perpetrado en Manchester en un concierto dirigido a un público casi infantil y adolescente:

“Hola, compañeros.

Más bien diría hermanos porque todos los que nos conectamos aquí, seamos músicos o no, tenemos una pasión común que es la Música en general y el Rock en particular, por eso considero esto una hermandad.

Hace un tiempo, y no me importa reconocerlo, que estoy decaído, o deprimido, o simplemente algo más letal todavía: ‘A- b u- r r i -d o’.

Aburrido de esta loca sociedad global que ha ido enterrando poco a poco valores como el comportamiento ético, el honor, la honradez, -honestidad se dice ahora-, el cumplimiento de la palabra dada… ¡En fin!, valores en los que sigo creyendo pero que a veces tengo la sensación de estar cada vez más en esa ‘Tierra de Nadie’ tan inhóspita aunque real como es ‘Sión’ en ‘Matrix’.

¿Qué puedo decir de los sucesos de Manchester? ¿Qué más se puede añadir a las “parole, parole, parole” -palabras, palabras, palabras- que regurgitan los políticos de siempre en los sucesos de siempre?

Si me dejara llevar por la ira que siento, diría barbaridades de las que luego me arrepentiría, pero yo soy de los que ¡ni perdono ni olvido! cuando se trata de estos crímenes cometidos por puta escoria fanática que, escapando de su miserable vida, creen redimirse asesinando inocentes, infieles para ellos, y van a ser acogidos en un paraíso por un Dios en el que les han hecho creer los que mueven los hilos y que nunca se inmolarán, ¡por supuesto!

Dicen los “buenos musulmanes” que eso no es lo que predica el Corán. Okey, ¿y por qué no se esfuerzan hasta el infinito en demostrarles a esa horda de locos que su Dios no les acogerá ni perdonará por asesinar inocentes? ¡Parole, parole, parole!

¿Y hasta cuándo?

¿Hasta cuándo vamos a tener que ir temerosos a cada sitio de ocio, a cada evento, a cada concierto de música?

Temerosos de que a alguno de nuestros hijos o familiares, o amigos o conciudadanos le alcance la locura de esta gentuza.

Queremos firmeza, rotundidad y hechos por parte de nuestros empleados a los que pagamos para que gobiernen y mantengan nuestra seguridad.

Buenas y tristes noches, hermano.”