Los grupos madrileños de Heavy Metal de la nueva hornada comienzan ya a tener hermanos pequeños… o parientes aventajados. Bandas como Oker, Agresiva o Ciclón cuentan con más o menos trayectoria, pero han logrado despertar las voluntades de otros jóvenes músicos amantes del género, que aspiran a tomar el testigo que estos nuevos referentes han supuesto para ellos. Uno de los nombres más prometedores recién llegados al panorama local es Slowburn, un quinteto que define su estilo como Clásico HM o ‘Heavy Metal all around’. De hecho, en sus composiciones caben desde el Hard Rock al Speed Metal.

David M. Romeral (voz), Óscar Hernández y Mario Cano (guitarras), Jorge Serrano (bajista y fundado del grupo) y Jorge Sáez (batería)  están haciendo muy bien las cosas, en el sentido de que primero han grabado la música con la que darse a conocer, luego han activado su Facebook y finalmente se han presentado en directo tras una buena base de ensayos previos.

Se nota que no son nuevos en esto: Sáez (con pasado en Dark Moor y Dreamaker) y Serrano (ex-Nigromante) proceden de Rancor, banda en la que siguen y que acaba de lanzar su tercer disco. Fueron ellos quienes pusieron en marcha este proyecto en compañía de Óscar, al que ya conocíamos de Motociclón y otros grupos. Por su parte, Cano continúa también con su trabajo en los thrasheros Roar y David puso su voz y guitarra en Ariete, otra prometedora formación de la New Wave of Heavy Metal Madrileña (NWOHMM).

El reloj comenzó a correr a finales de 2014 por la determinación de Serra de crear un grupo metalero con influencias de los años 70 y 80, más clásico que el de Rancor. Jorge le acompañó y a ellos se sumaron Alejandro Gabasa (Leather Heart) y Óscar Hernández por recomendación de éste último. Gabasa optó por dejarlo y ya como cuarteto recurrieron a Vasco Durán, compañero en Rancor, para grabar dos canciones en el otoño de 2015. Cano se incorporó cuando la demo ya era una realidad.

Pisaron su primer escenario oficial el pasado 16 de septiembre en compañía de Mean Machine y Leather Heart, en una fecha de debut que debería haber tenido su continuación como teloneros de los británicos Praying Mantis. Aquella segunda oportunidad se frustró en el último momento, pero Slowburn no pierde el tiempo y el mes de julio está marcado en su calendario como fecha de inicio de la grabación de su debut.

Hasta entonces nos tendremos que conformar con los temas que uno a uno van subiendo a su You Tube, como ‘Rock ‘n’ roll rats’ -que ya conocíamos por el recopilatorio de los programas de radio “Concierto para ell@s” y “Trovador Urbano”- o ‘Still in the fight’, que en su caso formó parte de una colección similar: ‘Spanish Metal attack Vol. 1’.

Leo Cebrián Sanz