¿Cómo sería un concierto de rock para la jet marbellí? Pues quienes quieran saberlo sólo tienen que pasarse el próximo viernes 18 de agosto por la populosa ciudad malagueña, símbolo de un estilo de vida basado en el dinero, el lujo, la ostentación… y un gusto estético francamente mejorable.  Ese día estarán sobre el escenario nada menos que los británicos Status Quo.

El pasado 16 de julio los espectadores de la Costa del Sol ya pudieron disfrutar de Robert Plant and The Sensational Space Shifters, una semana después llegó el tributo God save The Queen y aún era julio cuando Santana demostraba su talento guitarrero. Todo muy comedido, pero nada comparable a ‘Whatever you want’ o ‘Rocking all over the world’.

El resto del cartel del Starlite Marbella 2016 es un muestrario de grandes figuras de la canción melódica y lo más masivo del entretenimiento comercial para adultos. Charles Aznavour, Tom Jones, Siempre Así, Il Divo, José Luis Perales, Bertín Osborne, Alejandro Sanz, Malú o The Corrs son los solistas y “conjuntos” más destacados del festival veraniego.

En este ciclo también han participado artistas flamencos como Estrella Morente y el bailaor Antonio Canales, los integrantes de la gira “El gusto es nuestro” (Miguel Ríos, Ana Belén, Joan Manuel Serrat), los artistas pop de “Noche Movida” o los integrantes del cartel “3 en Rock” (Alejo Stível, Leiva, Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez -ambos de M-Clan-). Capítulo aparte son esos espectáculos inclasificables tan afines al evento, como los protagonizados por el “rey” del electro latino Juan Magán o el actor Antonio Banderas, en calidad de anfitrión de la gala benéfica Starlite.

El último nombre propio en pisar el auditorio de ese auténtico parque de ocio temático nocturno que cada verano pone en marcha la organización Starlite será Status Quo. Confiemos en que sigan tan animosos como siempre y los chicos de Francis Rossi y Rick Parfitt no se amilanen ante las caras con botox, los escotes llenos de bisutería suntuaria  y los vestidos de noche que lucirán las señoras de los nuevos millonarios rusos.