The Blues Riders es uno de esos excelentes grupos de Blues-Rock que ha dado y sigue dando Andalucía. La banda formada inicialmente por Eloy Ceraso (guitarra) y José Manuel Román (bajo) es originaria de Ogíjares (Granada), una provincia especialmente afín a este tipo de sonidos.

Sus integrantes llevan haciendo música desde agosto de 2011 y se han pateado a conciencia su capital y alrededores, además de las ciudades y localidades de Andalucía donde mejor encaja su Rock de tradición histórica. Tienen un apabullante repertorio de versiones, que es lo más parecido a una sinfonola en directo en la que caben todos los géneros y estilos de la música popular de vanguardia del siglo XX. Donde actúan suelen repetir, lo que sin duda supone el mejor reclamo para su contratación.

El loable objetivo de The Blues Riders es “rendir homenaje a los ideales de finales de la década de los 60”, por lo que resulta fácil entender que algunos de sus artistas favoritos sean John Lennon, Bob Dylan, Jim Morrison, Eric Clapton o Jimmy Hendrix. De hecho, así es como presentan sus actuaciones, con todo un alegato a favor del hippismo y la década mágica del cambio social:

“Si os gusta el Rock, tendréis ocasión de disfrutar de versiones de los clásicos de finales de la década de los 60 hasta bien entrados los 70, en forma de homenaje a los poetas del Rock que utilizaron este medio para difundir ideales y su inconformismo en torno al sistema establecido en la época, haciendo famosos eslóganes como “Haz el amor y no la guerra”. Canciones a la amistad, que hicieron posible el surgimiento de la revolución de los colores, la psicodelia, etc. Fueron los cimientos del movimiento hippie”.

Estos “jinetes del Blues” suelen actuar en galas benéficas y eventos solidarios como el que nos hizo llegar Miguel Carrasco Ramo, autor del libro “Una historia del rock”, en algunas de cuyas presentaciones ha puesto la música este excelente ensemble de grandes canciones adaptadas. “Concierto por Anantapur” es un doble CD de edición doméstica que recoge su participación un festival en apoyo al pueblo hindú más desfavorecido.

Este esfuerzo colectivo formó parte del proyecto “Un concierto, una casa”, que promueve la Fundación Vicente Ferrer y que cada nueva edición logra los ingresos económicos que permiten la construcción de una vivienda familiar en la India. En 2016 se celebró la tercera convocatoria, por lo que nos encontramos ante una cita de apoyo solidario que va adquiriendo cierta solera en el calendario de este tipo de iniciativas colectivas.

En los últimos años The Blues Riders ha contado con la colaboración de varias voces masculinas y femeninas -principalmente la de María Romero durante una larga temporada-. Este año el micrófono vuelve a estar cargo de Ester Arenas, tras un periodo en que los registros fueron masculinos. Cada temporada es distinta para el cuarteto, pero la base permanente de bajo y guitarra siempre está ahí. Cuando la ocasión lo precisa, nunca falta el apoyo de un teclado. Todo sea por redondear y pulir algunos de los títulos básicos de la banda sonora de varias generaciones.

Leo Cebrián Sanz