Son una de esas formaciones festivas que están arrasando en los festivales veraniegos, y que además han ganado en visibilidad pública gracias a las contrataciones de algunos de los nuevos Ayuntamientos “del cambio” en sus fiestas patronales. Trashtucada mezcla en su música un sinfín de influencias a cual más adictiva: Rock, Punk, percusión latina, sección de vientos “balcánicos”, voz masculina y femenina al alimón… Todo eso lo riegan los gaditanos con sentido del humor, mensajes reivindicativos y sociales, y una actitud de “fiesta-fiesta” a la que es imposible sustraerse.

Este combo originario de la andalucísima Chiclana está compuesto por Juanmi y Eli a las voces y coros, Cri al bajo, Javi a la guitarra, Mota en la batería, Juanako en la percusión y a los coros, y Robe a la trompeta y como encargado de disparar los samplers. Su autodefinido estilo ‘Distortion party’ ha podido ser escuchado estos meses de julio y agosto por audiencias de miles de personas en eventos al aire libre (Beltane Fest, Comboia’T Festival, Weekend Beach, Alrumbo Fest, Marearock, Despertarock y Rabolagartija Festival, entre otrios), lo que sin duda ha aumentado de forma exponencial su popularidad entre públicos de muy distinto signo.

Esta dulce etapa del estío 2016 de Trashtucada culmina con cuatro fechas más: viernes 26 en Cádiz, viernes 9 en Santa María del Páramo (León), domingo 11 en las Fiestas del distrito de Usera en Madrid y el 24 de septiembre en Reinosa (Cantabria). Sus tres discos hasta la fecha se titulan “Y no es broma”, (2008), Tírate del puente” (2011) y “Nada nos puede parar” (2014), a los que hay que añadir su último tema y videoclip de este año: “En la calle”.