Disturbed actuó el 18 de este mes en Midland –Tejas- y, entre canción y canción, una seguidora lanzó un sujetador al cantante David Draiman, quien, asombrado por el tamaño de la prenda íntima, exclamó: “¡Jesucristo!, ¿esto es tuyo?” Añadió, entre otros comentarios, que tenía que para un segundo porque era una locura. “Gracias, esto es maravilloso. Lo voy a esterilizar y guardarlo.” (Ver vídeo).

Siguió con comentarios como: “Las tetas de esta mujer son tan grandes que resolvería el hambre del mundo” o “señoras y señores, si sus hijos tienen hambre después del concierto, vean a esta señorita de aquí delante.”

Más tarde, todavía durante el show, el cantante le dio una camiseta a la chica en cuestión.

Draiman ya fue criticado el pasado mes de marzo por meterse desde el escenario con una seguidora a la que descubrió enviando mensajes de texto con su teléfono y la criticó por no atender al concierto. La mujer luego hizo público que mantenía una conversación necesaria con sus hijos.