Voy a comprarme tres copias de este disco. Una será para mí y las otras dos se las regalaré a los departamentos de Latín de los Institutos de Enseñanza Secundaria a los que van mis hijos. Quizás así aprendan a comunicar mejor a sus alumnos la riqueza y el interés de las lenguas muertas… y de paso les predispongo para el aprobado de mis queridos vástagos.

En efecto, la banda Wild Chain se ha descolgado con uno de los mejores y más apasionantes discos del año. Como diría Obélix, “están locos estos sevillanos”. Los hermanos Pipió -Fali (guitarrista) y Juan (batería)- siempre se han caracterizado por ser unos tipos inquietos, que llevan en esto toda la vida y fueron partícipes de los siempre añorados y singulares Cadena Perpetua. Junto a sus compañeros FJ Kubero (voz), Pepe Mejías (guitarras) y Johnny Sobrino (bajo), el quinteto al completo ha decidido sorprender al público con un segundo disco que nada tiene que ver con su debutante y metalero ‘Killer beast zone’.

El Heavy Metal, la música medieval y celta se dan la mano en este ‘Rota Fortunae’ que acaba de publicar el sello Héroes de Culto. El experimento resulta abrumador, por cuanto el quinteto ha decidido adaptar siete piezas en latín de ‘Carmina Burana’, una colección de cantos goliardos de los siglos XII y XIII, que se encontraron en un manuscrito que guardaba un monasterio de la alemana región de Baviera en el siglo XIX.

Dentro de esta descomunal demostración de amor por la Cultura Clásica -ejem, otra asignatura de Bachillerato-, también se incluyen un escrito latino del manuscrito catalán ‘Llibre Vermell’, dos más en francés del poeta medieval Guillaume de Machaut, la cantiga en gallego ‘Non e gran  cousa’ y un texto en castellano de Juan de la Encina: “Hoy comamos y bebamos”… ¡Por cierto, que esta letra nos parece el equivalente a “Vamos muy bien”, de Obús, pero en el siglo XV! (“válgame la comparación”, que diría un catedrático, pero seguro que no somos los primeros en relacionarlo).

La lista de colaboradores es amplia, como corresponde a un esfuerzo de semejantes características, e incluye a tres coristas (Mar Tristán, Manuel Vaquero y J,M, Vaquero) y la interpretación vocal y también de apoyo conjunto de Txaco Jones, Abby Fernández y Mónika Ruth. En la parte instrumental figuran el ya citado J.M. Vaquero (zanfona), Locobardo (teclado y piano) y Juan Almaraz (flauta, silbato y gaitas). El propio Fali Pipió se encargó del buzuki, la acústica y la mandolina, además de firmar la adaptación, grabación, mezcla y masterización.

Esta magna obra fue presentada el pasado 9 de diciembre en Sevilla, con un amplio despliegue escénico y el aplauso unánime de la crítica y el público, conscientes de estar presenciando algo único. No fue un estreno como tal, ya que el espectáculo ‘Rota fortunae’ formó parte en marzo de 2015 de la XXXII edición del Festival de Música Antigua (Femas) de la capital andaluza. Cultura en estado puro, tributo a la historia y las lenguas autóctonas europeas y nuevas vías para la música contemporánea de guitarras eléctricas. Todo eso y más es lo que han hecho Wild Chain. Corre la voz, joven bardo.

Leo Cebrián Sanz