El panorama de los cantautores rockeros en castellano cambia cada generación, como lo prueba la irrupción de jóvenes valores como el catalán Xavi Nuez. Este artista autodidacta de casi 29 años publicó en 2015 un primer disco acústico con nueve temas, titulado “Historias varias”, que se cerraba con la composición en inglés ‘A great love to forget’. La canción “Un día especial” contó con su propio clip.

Xavi, que nació en Bell-Lloch D’Urgell (Lleida), no es precisamente un recién llegado al mundo de la creación musical, como lo prueba su pasado como integrante de la banda Akoso, con la que grabó cuatro discos. Apenas contaba con 14 años cuando se integró en el grupo, al que siguió The Sick Side, un proyecto artístico que mezcló Rock, Hard Rock, Metal y Punk.  Su imagen actual está inspirada en una de las composiciones de aquella formación, con la que participó en un único CD.

Nuez ha dado un importante salto adelante con la edición física de su segunda producción, a la que ha denominado “La última estación”. Su edición por parte de Rock CD le está garantizando un buen apoyo logístico y promocional.

Parte de su encanto reside en el poso que le ha dejado su experiencia en sonidos más duros, que ocasionalmente funde con la intimidad propia de lo semiacústico y unas letras tan personales como corresponde a su faceta en solitario. Las influencias que primero vienen a la mente al escuchar su obra son las de Rosendo, Barricada, Los Enemigos, Poncho K, los catalanes Sau y Sopa de Cabra… o incluso Pereza y Los Ronaldos, especialmente por el registro de su voz.

El repertorio más reciente de Xavi Nuez termina con dos letras en catalán: ‘Clorofil-la acarnissada’ y la versión de Oasis de su ‘Stand by me’, que aquí transforma en ‘Pensa en mi’. Los números más destacados de “La última estación” son “Espina de sardina” y “Ay, Diana”, ambos con versión de vídeo argumental, y las cinco piezas rescatadas de su etapa “desenchufada” que ahora ha electrificado y/o arreglado: “La canción que prometí”, “Sólo por verte una vez más”, “Amigo Pedrún” y las citadas “Espina de sardina” y ‘Pensa en mi’.

Leo Cebrián Sanz