Yngwie Malmsteen ha dicho que no está interesado en volver a trabajar con los cantantes Jeff Scott Soto, Joe Lynn Turner o Tim “Ripper” Owens:

“Me he encontrado a mí mismo y estoy muy a gusto cantando yo; eso es lo primero. Luego, hay cierta desconexión cuando escribes una canción y otro la canta por ti; es como una farsa. Siempre he escrito todo: las letras, las melodías… Y luego el cantante siempre se cree el más importante, y para mí no lo es, es igual que el bajista o el teclista. Es una manera de ser -la de los cantantes- egoísta y estoy totalmente en contra de eso. No, no me gusta. No me gusta ninguna de esas personas y no pienso hacer nada más con ellos.

 

 

 

El guitarrista también ha opinado sobre las descargas ilegales de música:

“Es algo horrible y, si no fuera por lo gratificante que es crear música, no lo haría más. No importas lo que hagas, ya sea crear una película o un coche, es tal la cantidad de sangre, sudor y lágrimas que te dejas, que debes ser recompensado. Estuve comentando con mi hijo que parece haber un pequeño resurgimiento de la industria del vinilo, así que creo que deberíamos empezar a hacer algo por ahí. Desde luego que las descargas son un problema porque no recibes la recompensa económica que mereces, pero la satisfacción de escuchar un disco cuando lo has acabado es una sensación increíble. Es parte de tu legado y nunca desparecerá. Básicamente te están robando, pero todavía me encanta ir al estudio, componer y todo eso.”

  • El último disco de Yngwie Malmsteen es ‘World on fire’ (junio de 2016).