Ya ha comenzado el gran fin de semana Glam en la capital. Hoy a primera hora llegaron a Barajas los músicos de Panthyger, la formación canaria que cerrará nuestra fiesta-concierto «Vuelve el Glam a Madrid». Ellos serán los protagonistas de una velada en la que también estarán los vallisoletanos MILF y dos presentadoras de auténtico lujo: Isa Sixx y Estíbaliz Juncal, más conocida en los ambientes jaranero-musicales con el nombre de guerra de Steel. Será a partir de las nueve de la noche en la sala Barracudas Rock Bar (C/ Brescia, 19), junto al Parque de las Avenidas y muy cerca de la Plaza de Toros de Las Ventas, por citar de sus coordenadas geográficas cercanas.

Recordamos que aún disponemos de entradas anticipadas a ocho euros, que garantizan el regalo de un CD de nuestro archivo promocional y una chapa de casi seis centímetros a modo de recuerdo conmemorativo del evento. Para reservar la entrada -que costará 10 euros en taquilla- basta con escribir al Facebook de LosMejoresRock.com o a bien a la página específica del propio evento, indicando el nombre del solicitante y su número de entradas deseadas.

Ya está todo preparado para el festejo del sábado noche en la ciudad, que esta vez se teñirá de colores glammies y mucha sofisticación estética. Si tienes algo de animal print en casa, este es tu momento de lucirlo sin complejos. Ya lo hacen por el centro de Madrid los cinco chicos de la isla de Tenerife, que esta misma noche realizarán una obligada visita al templo del Glam en Madrid: el Cathouse, junto al bulevar del Puente de Vallecas -concretamente en el número 14 de la calle Robles-.

La encantadora Vikki Mauer es la anfitriona de este local consagrado al Hard Rock y el Glam Metal sin complejos, que resiste como nadie los embates de la crisis de bares rockeros en  Vallekas. Sus escasos metros cuadrados son un maravilloso oasis en medio de una zona que un día fue un vergel, pero el prestigio del Cathouse va camino de convertirlo en un clásico indiscutible… e indestructible.

La decoración de este bar-punto de encuentro es sólo uno de los atractivos del Cathouse, un lugar de paredes rosas donde igual te puedes encontrar tomando una cerveza a todo un Michael Monroe -sí, sí, el ex-líder de Hanoi Rocks también pasó por aquí- o a la propia Pilar Rubio, recordando sus raíces rockeras en una discreta noche de jueves sin que nadie la moleste ni incordie.

Salvo los martes, el Cathouse abre todos los días para una clientela que oscila entre la fija y la casual, la simplemente curiosa o la rockera en general. No conocemos a nadie que haya salido descontento con el trato recibido o la música escuchada. Sus paredes están forradas de pequeños cuadros con los iconos del estilo más reconocibles, pero también con otros muchos de la historia del Pop y el Rock nacional. Algunos te sorprenderán, otros no tanto… pero pasarás un rato entretenido con el repaso a su galería de notables.

Leo Cebrián Sanz