Esta semana se celebra en Barcelona la presentación del documental “Ellas son Eléctricas”. Como medio oficial que es esta web, queremos sumarnos al evento del próximo jueves en el espacio cultural La Deskomunal con la aportación de un material relacionado tan interesante como exclusivo. Una de las invitadas previstas en la gala de BCN es Lupe Villar, guitarrista de Sangträit, la gran banda catalana de Rock Duro que marcó a toda una generación durante los años 80.

Pese a su trascendencia y relevancia, la historia oficial no ha sido justa con Sangträit, en contraste con la desmedida atención que sí ha otorgado a opciones más poperas como las de Sau, Sopa de Cabra o Els Pets. El verdadero Rock Catalá fue el de esta formación de la localidad de La Jonquera, cuya popularidad queda de manifiesto en los documentos televisivos inéditos a los que ha tenido acceso LosMejoresRock.com.  


La primera actuación se produjo en el canal 33, por así decirlo la segunda cadena de la televisión autonómica TV3, y corresponde al tema ‘Pensa-t’ho bé’, que formó parte del álbum ‘Terra de Vents’, publicado en 1990 y segundo de su discografía.


El siguiente fragmento de apenas 30 segundos rescata otro tema del mismo LP: ‘No recordo’. El guionista tituló así su breve mención audiovisual: “¿Qué tienen de originales? Que cantan en catalán. El resto, como dice el título”. Por fortuna, este mal aprendiz de lo que en el futuro serían los rotulistas de “Cachitos de hierro y cromo” erró por completo en su juicio.


Y para finalizar es Quim Mandado, cantante y bajista de la formación, quien responde a las preguntas de un periodista de TV3 sobre la significación política de sus fans (“no me importa que lleven o no lleven señeras, mientras no hagan mal a ninguno”, en referencia a sus seguidores), el criterio perfectamente formado de su público de catorce o quince años o las expectativas de crecimiento del quinteto y la posibilidad de tocar fuera de Catalunya. Las imágenes que ilustran la información testimonian la celebración del gran concierto que llevó 22.000 personas al Palau Sant Jordi de Barcelona, cuando Sangträit llenó el recinto junto a las bandas ya citadas.