Nunca habíamos estado en el ensayo público de una gira…, así que allí que nos plantamos el pasado jueves 21 de febrero. Los grupos de Rock no tienen por desgracia la logística y el poder suficiente para permitirse estos lujos, por lo que acudimos con cierta curiosidad a la Sala Cero de los cines Palacio de la Prensa. Y no, no era ninguna de las tres dedicadas a la proyección de películas, sino esa eterna discoteca de la madrileña Plaza del Callao que tanto ha animado las noches de la capital durante varias décadas.

Hacía más de veinte años que no bajábamos por esas escaleras en la que pronto nos encontramos con un enjambre de cámaras de fotógrafos, agencias de prensa y cadenas de televisión. ¿Esperaban a algún artista concreto? Pues no, para nuestra sorpresa, los compañeros sólo tenían ojos para entrevistar a personajes de la farándula tan nimios con la supuesta periodista Lydia Lozano o el provocador profesional Kiko Matamoros. No digo yo que no sea divertido compartir unos bailes con la aristócrata Simoneta Gómez Acebo o el marido de la «duquesita» Eugenia Martínez de Irujo, pero por allí músicos había muy pocos. Menos mal que al menos acudieron a la cita los chicos canarios de Efecto Pasillo, ¡¡los únicos presentes en el acto para apoyar a sus compañeros!!

Efecto Pasillo

El desfile de celebridades continuó con la propia esposa de Antonio Carmona -cantante de Ketama-, Guillermo Furiase Jr. -hijo de Lolita-, Arantxa de Benito (ex-esposa del futbolista Guti) y su hija… y una docena más de rostros que muchos ni llegamos a reconocer. Seguro que hubo quien se coló en esta loca ronda de la fama, cuyas fronteras tanto se han diluido en los últimos tiempos. Por una vez jugamos al «quién es quién» y tratar de ubicar a quienes ponían «morritos» frente a los objetivos, como Elena Tablada aka «la madre de la niña de Bisbal». Ya en el interior nos cruzamos con los actores Fernando Tejero («Aquí no hay quien viva»), el antiguo locutor Luis Vaquero y un buen número de bellos y bellas que nos miraban con interés. A nosotros… o a la cámara que llevábamos en la mano para certificar su presencia en acto social, claro.

¿Les ha gustado la crónica social? Pues ahora vamos con la musical, que es la natural en estos casos. Ketama se presentaron en medio de la euforia generalizada de sus fans -muchos de ellos invitados tras un concurso en su Instagram- y de buena parte de su familia, como esa Amara Carmona con la que se lanzó a bailar en uno de los momentos más emotivos de la noche. La actriz de «Alma gitana» o «Cachito» formó «el taco» junto a la madre de Josemi Carmona, guitarrista de Ketama e hijo del gran Pepe «Habichuela». Su sobrino Antonio ha recuperado la alegría y la del jueves fue una velada que confirma la buena salud musical del combo y que su cara más visible disfruta ya del estado de ánimo que siempre le ha acompañado.

La interpretación obligada de algunos de sus grandes éxitos («No estamos locos», «Flor de lis», «Problema», «Vente pa’ Madrid») tuvo su acertada contrapartida con el protagonismo del nuevo single: «Loko de amor», primera canción original desde su separación en 2004. La evolución de Ketama hacia el formato de gran combo de música latina puede gustar más o menos, pero le garantiza una excelencia instrumental de primera línea. El resultado es una base instrumental digna de un Rubén Blades, por lo que con semejante compañía los próximos directos de Ketama pueden ser los más completos de su trayectoria.

Además de las dos guitarras y el bajo, la saga Carmona se hace acompañar de tres coristas -dos voces masculinas y una femenina-, percusión, teclado y saxo. Con permiso del resto, una mención especial para nuestro favorito: el trompetista cubano Manuel Machado, al que yo conocíamos de su trabajo junto a Zenet.

Este ensayo abierto del «No estamos locos tour 2019» fue también la presentación oficial del nuevo disco de Ketama, que no es otro que la reedición remasterizada de su directo «De Akí a Ketama», con el que en 1995 dieron el salto a la primera línea de la música popular española. El grupo que gusta a los de derechas, a los de izquierda y a los de centro completa el repertorio del álbum con el tema inédito ya referido, la versión de «Ángel caído», de Antonio Vega, y las colaboraciones en estudio de Pablo Alborán en «Problema» y un inspirado Jorge Drexler en «Vente pa’ Madrid», con nuevos versos en la parte literaria y originales arreglos que incorporan nuevos matices a una de las canciones emblemáticas de los Carmona.

Leo Cebrián Sanz