Tras dos días y una jornada previa de bienvenida, el maratón musical vivido el pasado fin de semana en la localidad albaceteña de Villarrobledo llegó a su fin con una eufórica celebración de sábado “festivalero”. Esta vez nuestro corresponsal en la cita manchega se movió de lo lindo de un escenario a otro, buscando aquello que más le llamó la atención en cada momento.

Las cuatro y media de la tarde no es el mejor horario para salir a cantar, sobre todo si te toca abrir para todo lo que va a llegar después, pero Leo Jiménez se adaptó a la circunstancia y volvió a darlo todo en directo. El Escenario Villarrobledo nos presentó a un Leo con el pelo muy corto y la duda de si sus problemas de salud en su garganta afectarían a su rendimiento en vivo. Al igual que sucede con Molly, vocalista de Hamlet, pocas entregas artísticas hay tan poco dudosas como la del cantante de Fuenlabrada cuando agarra un micrófono.

Mientras esto sucedía en la zona principal de conciertos del recinto, la Carpa Viñarock acogía a Kamikazes. El grupo del madrileño barrio de Carabanchel no perdió la oportunidad que concede el Viñarock a las bandas emergentes y le dio buena brea a su disco de 2021: “Fuego Polar”, que es la continuidad de su debutante “Niños Perdidos”, editado dos años antes. El Punk-Rock sigue vivo en las calles y sólo necesitamos de nuevos nombres que aireen un poco el panorama.

El siguiente turno en estas mismas tablas fue para Derby Motoretas’s Burrito Kachimba una de las sensaciones de la música española de los últimos tres años. El tema homónimo incluido en la película “La ley de la frontera”, que mucho público está conociendo por la inclusión del film en el catálogo de Netflix, está popularizando a los sevillanos entre una audiencia generalista que redescubre el Rock andaluz y los sonidos autóctonos gracias a esta formación tan carismática.

Justo en esa misma franja horaria, entre las 19:15 y las 20:30 era Razkin quien actuaba en la Carpa Viñarock. El ya ex-cantante de La Fuga comienza su verdadera carrera en solitario, ya sin el paraguas que le proporcionaba la banda cántabra. El final de la relación de ambas partes ha resultado algo accidentada, pero el vocalista y guitarrista no ha tardado en centrarse en su propia dinámica, en la que no falta incluso una faceta de autor literario.

Cuando la madrugada apuntaba hacia el domingo, El Reno Renardo volvió a poner la mira en el Escenario Villarrobledo, que cerró a golpe de ironía e ingenio en las letras y una capacidad instrumental muy superior a la de otros grupos “de coña”. Pocos días antes de que se comenzara a especular con dos posibles actuaciones de los alemanes Rammstein en España, ellos ya sabían que la verdad sobre el bulo sólo la conocía “Tu hámster”.

La retirada de nuestro corresponsal coincidió con el show de La Pegatina y uno de los himnos oficiales de la primera gran convocatoria “festivalera” de la temporada. El tema “Mari Carmen” tiene doce millones de visualizaciones en YouTube, así que su popularidad es ya equiparable al “Uno de enero” de los Sanfermines. Al menos, entre quienes frecuentan celebraciones colectivas como la del llano manchego…