No nos gusta nada dar eco a este tipo de controversias, pero se ha convertido en noticia en las redes desde hace horas y hay que reseñar la actualidad, por mucho que nos incomode. El grupo madrileño Beethoven R. está siendo objeto de una campaña de desprestigio por parte de una “tuitera”, que denuncia la presencia de la banda en el cartel del festival Leyendas del Rock y pide su exclusión del mismo.

La activista denuncia por machista la portada de su último disco, “A fuego en la piel”, además de reproducir parte de la letra de una de las canciones de la formación. Las acusaciones no son ligeras, ya que se responsabiliza a los autores de incitar a la violencia contra las mujeres.

No se trata de una movilización organizada al estilo de las que promueve la plataforma Change.org, sino de una acción individual que de momento lo único que ha generado es una desagradable polémica con los músicos implicados. Se suceden las opiniones a favor y en contra entre los usuarios de Twitter, en una espiral que ha generado los habituales excesos de uno y otro bando.

Existe una etiqueta que concita todos los comentarios, pero también otra que espontáneamente ejerce de contrapeso al acoso que se pretende ejercer sobre Beethoven R. Desde Los Mejores Rock apostamos por la serenidad en los análisis y preferimos los matices al trazo grueso de la inmediatez y la impunidad que proporcionan el ordenador y el móvil. Condenamos las cazas de brujas y la censura, lo que no quita para que todo este asunto nos haga reflexionar sobre las formas y fondos a emplear cuando se abordan determinados temas, situaciones o fantasías.

Leo Cebrián Sanz