Graham Bonnet Band + Sexplosion. Madrid– Cool Stage– 03.12.2017

Con el tiempo ajustado, entre otras razones porque la sala abrió un poco después de la hora prevista, y sin apenas pausas, Sexplosion, el artista invitado, dejó muy buena impresión entre un público que les seguía con atención. Nunca he entendido aquellas bandas que salen desganadas o que carecen de actitud ante este tipo de oportunidades. Seguro que el grupo madrileño sumó algún seguidor más en su breve pero intenso concierto en el que consiguió desperezarnos de la fría noche madrileña.

Practica un Hard Rock Sleazy cantado en inglés y con calidad internacional y dejó buen sabor de boca a aquellos seguidores de Mötley Crüe o Skid Row. El cuarteto se sobrepuso con una sonrisa ante la dificultad de tener que recurrir al que fuera batería original de la banda, Juan Ramón Capilla , tras la lesión de Ángel Fernández. Sexplosión presentó su última obra “Swallow N’ Shut Up??” con descaro, incluyendo el hit “Bitch House” y una versión del viejo tema de AC/DC “If you Want Blood. (You’ve Got It)” para despedir la actuación.

Las referencias de la anterior visita de Graham Bonnet a España no eran esperanzadoras respecto a su estado vocal, sin embargo estas dudas se fueron disipando a lo largo del recital. El veterano vocalista inglés no vino exclusivamente a cumplir el expediente y cobrar sus honorarios, sino a ofrecer lo que buscaban decenas de seguidores fieles a ese Hard Rock Melódico, pinchado por los programas radiofónicos insignia de la década de los 80. En estos espacios descubrimos a Alcatrazz, una banda que nunca llegó a estar en primer plano, pero que grabó decenas de canciones brillantes, base del repertorio ofrecido en la presente gira por un cantante que en su estilo y vestuario se alejaba del prototipo de músico hardroquero. En este grupo despuntaron los mismísimos Yngwie Malmsteeen y Steve Vai; quizá por ello Bonnet ha decidido fichar para su actual formación a Joe Tafolla, otro guitar hero del Hard & Heavy.

La banda la completaban la bajista femenina Beth-Ami Heavenstone, pareja del vocalista, y los eficaces Jimmy Waldo (teclados) y Mark Benquechea (batería). Todos complementaron a un Bonnet simpático, comunicativo y muy activo sobre el escenario, dándolo todo en su repaso a los clásicos y ofreciendo un nivel vocal bastante digno para un intérprete casi septuagenario.

El show se inició con “Too Young to Die, Too Drunk to Live” uno de los éxitos de Alcatrazz, para remover los corazones con “All Night Long”, de los míticos Rainbow, grupo en el que Bonnet tuvo un paso fugaz e impactante. La mayoría del repertorio, tal y como se había anunciado en la promoción, se basó en Alcatrazz, con hits como “Island In The Sun”, “Jet to Jet” y una celebradísima “Hiroshima Mon Amour”. No faltaron éxitos de Impelliteri (Stand in Line), otro de los proyectos en los que participó nuestro protagonista, de Michael Schenker Group (“Dessert Song”) o una versión trepidante de “Lost in Hollywood”, con la que terminó el concierto, dejando al respetable con ganas de más.

Texto y fotos: Javier del Valle.