La conocimos como responsable de prensa de una compañía de discos vinculada al grupo Prisa que durante unos años funcionó en la madrileña sede de Gran Vía, 32. Habíamos escuchado hablar (siempre bien) de Mariví Ibarrola y la expectativa se cumplió, ya que su simpatía y buen humor resultaban contagiosos.

Por otra parte, su presencia contaba con un cierto halo de personaje de leyenda. De hecho, su nombre aparece en las primeras crónicas de todo lo que se movió en torno a la Movida madrileña, ya que en aquellos incipientes locales y conciertos Mariví inmortalizó muchos de los momentos y protagonistas fundamentales de aquel movimiento cultural.

Tras la publicación en 2012 de su libro “Yo disparé en los 80”, editado por Munster Records, hemos tardado varios años en volver a ver algunas de sus instantáneas más representativas. Lo hemos hecho en la exposición “Inmersión en la pecera”, que se ha celebrado desde el 3 de octubre y se prorroga hasta el próximo domingo 19 de noviembre en el restaurado edificio de El Imparcial, el restaurante y espacio dedicado a la cultura situado en pleno Rastro madrileño.

Muchas de sus fotos ya eran conocidas, pero hemos descubierto que otra buena parte permanecía inédita, y que además refleja con un extraordinario sentido de la oportunidad el fenómeno sociocultural del Rock Radical Vasco. La noticia es pues que se difunde por fin un archivo de dimensiones desconocidas sobre una de las etapas menos documentadas y fotografiadas de la historia del Rock en castellano -y en este caso euskera cuando lo hubo-. Animamos a Mariví a a hacerlo público en algún evento de características similares o, mucho mejor, a plasmar fotos como las del grupo RIP en un formato físico que podamos disfrutar con tiempo y en casa.

Leo Cebrián Sanz