Madrid– Caracol– 30.12.2017

Aunque la sala no se llenó en una fecha tan complicada, la banda de Michel Molinera consiguió enganchar a un público que, por unas horas, se olvidó de turrones y atracones navideños para paladear el rock castizo de la banda madrileña. La ventaja de las presentaciones de discos en directo es que no hay canciones nuevas que se acojan con frialdad, ya que todo el repertorio está lleno de los hits más aclamados por los incondicionales.

Stafas ofreció un show muy entretenido, de esos en los que te quedas con ganas de más. No faltaron al inicio del recital “Me he acostumbrado” o “Ahora”, temas con los que fuimos entrando en calor. Nos estremecimos con “Salga el sol”, una referencia al astro que apacigua todo tipo de resacas, o con medios tiempos que invitan a corear estribillos como el de “Clavos y martillos”.

La profesionalidad estuvo garantizada con músicos de primera fila: desde el enérgico e hiperactivo Jimi a la guitarra, pasando por el estupendo batería y vocalista Óscar Linares, que demostró su gran capacidad de cantante en un retazo acústico del concierto, o el bajista Javier de Palacio. Y qué decir del teclista Fidel Cordero (el quinto Stafas) o del prestigioso guitarrista Manolo Arias (ex Atlas y Niágara, entre otros) que complementaron la actuación con discreción.

La guinda la pusieron Marta y Raquel con sus coros. Se subieron al escenario para intepretar “Volverán los viejos tiempos”, tonada no incluida en el último trabajo, y se quedaron hasta el final del recital.

Las referencias al sol son constantes en la obra de Michel, tal y como el cantante reconoció durante el concierto. “Apágame el sol”, tema que abre el DVD en directo, fue interpretado con especial intensidad. Este sol se contrapone a la noche, escenario habitual de los textos roqueros, una luz que siempre sale tras épocas de oscuridad para demostrarnos que la vida continúa, “no mata ni engorda”. Matan otras circunstancias, como aquel horrible atentado del 11 de marzo en Madrid, que sigue siendo rememorado por Stafas en su emotivo tema “138.252 €”.

Y el concierto no perdió fuelle en la recta final, con otros éxitos como “Dos Corazones”, “Déjame decirte” o la acertadísima versión de “Señora”, popularizada a finales de los 70 por una artista alejada del Rock como la difunta Rocío Jurado.

Texto y fotos: Javier del Valle