LÁNDEVIR, por Marta M. Crisol

El tercer disco de los alicantinos Lándevir ya os anunciamos que os va a sorprender. Se titula “Inmortal”, es conceptual y, para su total comprensión, el grupo recomienda que se intercale la lectura de la historia (en el libreto) con la escucha de los temas. José F. Amat (batería) nos cuenta…

¿Cómo y por qué se os ocurre esta original idea?
Te voy a ser muy sincero: la idea parte del primer disco que lanzó Tobias Sammet, el cantante de Edguy, como Avantasia. Me pareció espectacular la sensación de leer una historia a la vez que escuchaba las conversaciones de los personajes en las canciones. Desde entonces, ya llevaba esa idea en la cabeza y se la había comentado al resto del grupo, pero era un proyecto muy difícil de llevar a cabo. Se necesita mucho tiempo y esfuerzo para compaginar una historia y una serie de canciones, por eso no se realizó antes. El empujón final que nos hizo decidirnos a hacerlo fue el que nos dio una persona que ha colaborado con parte de la historia; nos dio pie para empezar a trabajar sobre eso. Ha sido bastante trabajo, darle muchas vueltas tanto al texto como a los temas… pero creo que ha quedado un resultado insuperable.

En un disco conceptual el título a elegir siempre es importante…
“Inmortal” es una palabra genérica que, efectivamente, tiene que ver con la historia narrada, pero a la vez es un título que suena potente e intenta significar que esperamos que este disco suponga un salto importante en la carrera de Lándevir y que sea un trabajo que se recuerde siempre.

“Alba” es el primer single…
Sí, es un tema que la gente enseguida se queda con él. No se compuso con la idea de que fuese sencillo –me refiero a sencillez- para sacarlo como single; de hecho, no es un tema sencillo, tiene bastantes partes y es largo, pero el estribillo la verdad es que es una mezcla entre alegre y melancólico que quien lo ha escuchado lo ha interiorizado rápidamente. En las ‘pre-escuchas’ que se hicieron del disco, todos coincidieron en que debía de ser el single. Musicalmente tiene un poco de todo: su parte Folk, su parte ‘rockera’ y su parte más melódica.

¿Se pueden entender los temas por separado, fuera del contexto general; nos puedes hablar de alguno de ese modo?
Es muy difícil explicar los temas por separado y no tiene mucho sentido si no se lee la historia, por eso prefiero dejar a la gente que la lea. Lo que sí te puedo decir es que la mayor parte de las letras, aunque tienen una relación total con la historia, además tienen un doble significado, o un transfondo… y cada una de ellas habla de un tema concreto y actual. Te voy a poner un par de ejemplos: “Viaje sin retorno” habla de la inmigración y “Oscuro amanecer” es un tema homenaje a todos los ‘heavies’ que alguna vez nos hemos sentido un poco desplazados por algunas personas con muchos prejuicios.

Sobre las colaboraciones, ¿qué nos cuentas?
Siempre nos gusta contar con colaboraciones, le dan vida a un disco. En este caso hemos contado con la inestimable ayuda de Cristina, que es una amiga nuestra y que ya colaboró en el anterior disco, y además con unos grandes amigos como son Saurom, concretamente Miguel y Narci que han metido voces en un par de canciones. La idea era trabajar con amigos y nadie mejor que ellos para pasar un buen rato, además de darle el aire que queríamos con esos ‘pedazos’ de voces que han aportado.

En vuestros comienzos decíais que vuestro estilo era Heavy Metal melódico con influencias celtas y medievales. ¿Sigue vigente en este tercer trabajo aunque, de primeras, nos parezca más oscuro y menos ‘medieval’?
La banda ha evolucionado bastante. Aunque la esencia sigue siendo la misma -eliminando, en efecto, totalmente lo de las influencias medievales- sí que hemos tomado un camino mucho más actual. Efectivamente el álbum es más oscuro en el sentido de que los temas no son tan sencillos o fáciles; hemos experimentado con ritmos más pesados, incluso progresivos, más ‘rockeros’ en algunos momentos, pero en esencia sigue siendo un disco de Heavy. La presencia de la música Celta ha disminuido respecto a los anteriores trabajos pero sigue ahí.

Contáis con un violinista y un flautista. La gente, ya sabes, se va a lo fácil: ¿Qué contestáis a los que os comparan con, por ejemplo, Mago de Oz o Saurom?
¡’Puf’!, esperaba no tener que responder a esta pregunta con este disco… Ya estamos un poco hartos de las comparaciones. Creo que no nos parecemos ni a un grupo ni a otro, salvo por la cuestión de que pertenecemos a un mismo género musical. Si nos pusiéramos así, todos los grupos ‘heavies’ serían comparables entre ellos. Lándevir, en mi opinión, ha conseguido con este tercer trabajo una personalidad propia y tenemos más influencias de grupos ‘heavies’ como Stratovarius, Edguy… o ‘rockeros’ como Europe. De cualquier forma, es inevitable que nos comparen con estas bandas, ya que fusionamos el Heavy con el Folk, aunque creo que deberíamos mirar un poco más arriba y ver de dónde ha salido este estilo. Me refiero a bandas como Skyclad, Wolfstone, Oysterband, Jethro Tull… Aparte de todo esto, actualmente cada uno de estos grupos ha tomado un rumbo muy distinto y, hoy día, no veo mucho parecido entre los tres. Mago se ha ido por el mundo rockero y festivo; Saurom, al contrario, ha endurecido muchísimo su estilo. Nosotros hemos apostado por el Heavy clásico y melódico, y por experimentar con nuevas tendencias más modernas sin abandonar el toque Celta pero, más bien, serio.

Para este lanzamiento habéis optado por la ‘autoedición’ (o algo parecido con la ayuda de la compañía Santo Grial). De un modo u otro, lo está haciendo todo el mundo ahora. ¿Cuáles son vuestras razones?
Lo correcto sería decir que compartimos la edición con Santo Grial, quien a su vez se encarga también de la distribución. El motivo es muy claro: La industria discográfica ya no invierte en bandas debido al grandísimo descenso de las ventas. Entonces, la única forma de continuar es invirtiendo tú mismo el dinero tanto para la grabación como para parte de la promoción, ya que, de otra forma, no habría posibilidad. Así, además, tienes el control total sobre tu trabajo.

Ahora una pregunta de nuestro famoso “puto+test”: Elige a varias bandas con las que formaríais un cartel insuperable:
Te voy a contestar de forma totalmente personal, aunque seguramente mis compañeros opinarían de forma parecida. Creo que una banda de referencia para nosotros y con la que nos gustaría compartir algún día escenario es Dream Theater, otra mítica puede ser Europe y… no sé… a modo muy personal, Megadeth. Un cartel así, más Lándevir, para mí sería la leche.

Siempre preguntamos por una anécdota divertida. La vuestra es…
Pues la anécdota más divertida de la grabación fue la mañana de un sábado en que habíamos quedado con Narci y Miguel (Saurom) en nuestra ciudad para el tema de las colaboraciones, pero terminaron muy tarde en un concierto el día de antes y no pudieron acudir. Total, que nos encontramos en el estudio sin mucho que hacer y nos pusimos de cachondeo a grabar cada uno lo que se le ocurría para el tema “Las mil y una noches”, que transcurre en una taberna antigua. El resultado de aquello es el final de la canción, en la que podéis escuchar a seis ‘colgaos’ haciendo el gilipollas, ja, ja… ¡Y encima ha quedado bien!, ja, ja

¿Cuándo comenzáis a presentar “Inmortal” en directo?
De momento hay un par de fechas en abril por la zona de Alicante (el día 5 con Amalgama en una fiesta de la Emisión Pirata) y Murcia (en Abarán, el 26) pero nuestro mánager está trabajando a tope para ampliar cinco o seis conciertos entre abril y mayo, y empezar a cerrar fechas en festivales de verano. El 12 de julio tocamos en Alcaudete (Jaén), y en Madrid no lo tengo muy claro pero seguramente quedará para septiembre.

¿Qué no hemos preguntado y crees que es importante contar?
Pues creo que está todo ya dicho. Simplemente agradeceros vuestro apoyo, no sólo a Lándevir sino a todas las bandas nacionales, y animar a la gente a que escuche el disco y a que lea la historia porque hay muchas horas de trabajo detrás y un resultado francamente inmejorable. Un fuerte abrazo para vosotros, Los+Mejores, y para todos sus lectores.

Gracias a vosotros y ojalá se cumpla ese sueño del título para el disco; el trabajo que os habéis tomado lo merece.