Curiosa convivencia musical la que se va a producir el próximo sábado 6 de abril. El Rock robusto y justiciero que Atasko traen desde la localidad vizcaína de Basauri va a entrar en contacto con el Hard Rock melódico de los madrileños Beethoven R. Cierto es que recientemente ya han compartido escenario junto a otros grupos de estilos bien diferentes al suyo -como ha sido Budasam en los dos últimos años o los cántabros Emboque hace sólo unos meses-, pero esta vez el contraste aceite/agua es aún mayor y resultará curioso pasar de un ambiente a otro.

En 2001 vio la luz su disco de debut, “Fragmentos”, en 2003 lo hizo el titulado “Única Salida” y en 2007 se pintaron los “Colores de Guerra” para su tercera referencia. En 2015 publicaron “Muriendo por Vivir” y la última grabación responde al título de “Pactos de Fe” y se editó el pasado año. Su tema de adelanto fue “Compañera sin voz” y fue presentado junto al resto de sus diez nuevas composiciones en la misma sala Mytho de Bilbao donde actuarán junto a Beethoven R. La canción “La verdad” ha sido su segunda entrega individualizada.

Atasko se fundó en 1998, con lo cual se trata de una de las escasas formaciones vascas que puede presumir de llevar en activo más de dos décadas… y si nos apuramos hasta dos siglos. No son por fortuna una banda que reduce su actividad al estudio, ya que el quinteto parece haber tocado en cada rincón de su provincia.

Sus composiciones pueden adaptarse perfectamente al formato acústico, pero la música del combo es esencialmente fornida y eléctrica. En la práctica igual encajan en un evento motero que en uno solidario, porque el Rock & Roll es para Atasko una forma de vivir y de interpretar su presencia en este loco mundo del arte.

Leo Cebrián Sanz