Bruce Dickinson, cantante de Iron Maiden, ha defendido su postura a favor del Brexit. Tras admitir que votó a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea ha añadido:

“Si los músicos estuvieran dirigiendo Europa, Europa funcionaría mucho mejor, porque todos nos llevaríamos bien y diríamos ‘sí´. La música de Iron Maiden es global, tenemos seguidores en todas partes, y giramos por Australia sin problemas, y no es parte de la Unión Europea; tampoco hay problemas al girar por Japón, y tampoco forma parte de la UE. No hay problemas en girar por América y, vaya, tampoco pertenece a la UE. Y además, ¿tienen los músicos de allí problemas para venir a Europa? No.”

Continúa Bruce: “Hay muchas historias sin sentido y metiendo miedo inventadas por los políticos de ambos lados (los proBrexit y los europeístas) y creo que es algo muy inmaduro. Creo que el Brexit nos va a permitir ser más flexibles a los británicos y que los europeos obtendrán una ventaja de eso. En estos momentos la Unión Europea no está haciendo un buen trabajo para satisfacer a las democracias de los países que la forman. Muchos, no sólo los británicos, sino los italianos, griegos, húngaros o catalanes están haciendo movimientos populistas, y eso es porque Bruselas no está resolviendo sus necesidades. Las personas adecuadas para atender sus necesidades son sus propios líderes elegidos democráticamente.”

Por otra parte… “Es absurdo pensar que la UE podrá castigar al Reino Unido por la decisión de salir, es una decisión tomada por su pueblo, y Gran Bretaña es la quinta economía más grande del mundo. El R.U. siempre ha sido una nación comercial con el resto del mundo. Sólo desde la década de los sesenta Gran Bretaña comenzó a centrarse en Europa como una fuente de comercio y, en última instancia, eso terminó siendo un gran error. El Brexit en realidad abre más nuestras fronteras, nos abre a todo el mundo y no sólo a Europa.”

Además Dickinson se muestra optimista respecto a la nueva situación de su país: “Con el Brexit no va a cambiar mucho la situación del Reino Unido, pero sí creo que nuestras capacidades económicas mejorarán. Será bueno para nosotros y, a la larga, también para Europa. Como la quinta economía más grande del mundo, Europa querrá tener acceso a nuestro mercado y pronto se olvidarán todas estas tonterías que dicen sobre el Brexit. Habrá una nueva relación y punto, fin de la historia. Todos haremos lo que debemos, seguiremos estando juntos, habrá intercambios, haremos música, haremos el amor y nos aseguraremos de que Vladimir Putin no acabe gobernando nuestro país.”