Ya era hora de que San Sebastián comenzara a ser conocido musicalmente por algo más que el Donosti Sound, peyorativamente conocido como “Ñoñosti Sound”. Hace poco estuvimos allí viendo la exposición sobre el director de cine Eloy de la Iglesia y claro, con una ciudad tan señorial y elegante, cuesta imaginar que de un entorno semejante vaya a salir algo más que un Pop exquisito y un tanto aburrido. Por fortuna, los hard-rockeros de Overlord están aquí para agitar las noches de la capital guipuzcoana y llenarlas de excitación y peligro.

El quinteto formado por Ion Ciaurriz (voz y coros), Álex Gómez (guitarras eléctrica, acústica y rítmica; mandolina y coros), Javi “Tximas” Iturrarte (guitarras rítmica y acústica; coros), Juan Martínez (bajo y coros) y Borja “Tito” Etxeberría (batería, percusión y coros) presentó hace unos meses su tercer disco, titulado ‘Loud Machine’, editado por el sello Rock CD.

En esta banda hay mucha guitarra… y bien que se nota, con riffs que van a cuchillo y unos estribillos que ponen al oyente en situación de mover las caderas de un lado al otro, y de allí para arriba en un sexy arqueo. La California dorada de los ochenta se cruza con la Suecia de los 2000 para dar como resultado un buenísimo rato de Ventolín musical. Con formaciones como Overloud sigue perfilándose en esta parte de Europa un estilo muy concreto de hacer Hard Rock contemporáneo, quizás más accesible, pasional y directo que el de sus vecinos  del norte.

Los nórdicos lo bordan, eso está claro, pero el carácter casi testimonial del género en España parece haber facilitado que el sonido de referentes como Sexoplosion, Star Mafia Boy o los más internacionales Stop Stop! se caracterice por una frescura muy apetecible. Al no haber expectativas comerciales claras, su música fluye cual gasolina en una Harley bien lubricada… o como el sexo sin protección, si se me permite la frivolidad.

Referencias como AC/DC, The Cult, Dokken, Guns ‘n’ Roses, Mötley Crüe, Poison o Ratt iluminaron los primeros pasos de Overloud en el año 2009. Ese mismo año editaron una maqueta (‘Back To The Rock’) y en idénticos años impares sus dos discos siguientes: ‘Past Has Gone… Today Is Done’ (2011) y ‘Altered Ego’ (2015). Con ambas credenciales tocaron por todo Euskadi, donde son sobradamente conocidos, con incursiones a otras ciudades de la península e incluso tres fechas alemanas en Munich.

La pelea de Overloud por llevar su música más allá de su geografía cercana les ha llevado a competir en varios certámenes, como este mismo año en el Rising Star del festival Garage Sound o la convocatoria de la Wacken Metal Battle, de la que fueron semifinalistas en 2016 y 2018. También alcanzaron la misma ronda en el concurso Villa de Bilbao del pasado año, aunque está siendo la edición de ‘Loud Machine’ la llave que de verdad les está haciendo algo más conocidos para el público rockero en general.

Leo Cebrián Sanz