Siempre es reconfortante saber en qué anda metida Zuberoa Aznarez, la vocalista de la banda navarra Diabulus in Musica. Su nombre figura desde 2017 en la nómina de artistas invitados del proyecto Tragul, un supergrupo coordinado por el teclista y compositor Adrian Benegas. Las características que su mentor ha querido dar a su banda están siendo las de editar uno a uno una serie de temas y la participación en ellos de músicos muy destacados de la escena internacional.

En 2017 los titulares restantes fueron el guitarrista estadounidense Steve Conley (Flotsam and Jetsam), el bajista alemán Oliver Holzwarth -antiguo componente de Blind Guardian y Tarja- y el batería Alex Holzwarth (Rhapsody). Ya en 2018 la segunda guitarra ha incorporado a Diego Bogarín -paraguayo como Benegas- y en el puesto de batería figura el holandés Sander Zoer (ex-Delain).

El pasado año el ritmo de ediciones fue constante y totalizó cuatro composiciones, que aparecieron en el siguiente orden: ‘Bennu’, ‘The message’, ‘Into the heart of the sun’ y ‘The tree of life’. Ya en 2018 su producción continúa siendo muy regular, como lo demuestran una breve narración musicada titulada ‘Icnocuicatl (Nostalgia)” y las canciones ‘Before I say goodbye’ y ‘My last words’.

Tragul se presenta a sí misma como una formación internacional de Power Metal Sinfónico y sus ambiciones son más que evidentes. Cada paso parece muy meditado y no dudamos que también lo haya sido su tercer single del año: una versión de ‘Goodbye’, original de Apparat, que es la intro de la serie ‘Dark’, emitida por la plataforma de difusión de contenidos audiovisuales Netflix.

Leo Cebrián Sanz