La escena musical vasca cada vez está más abierta y por ende resulta más interesante. Esta vez se trata de un trío de Power Rock -como dijo el futbolista Iniesta de joven cuando hablaba del Real Madrid, “a todo poder”-, con el que estos bilbaínos demuestran su gusto por el Rock sureño de los Estados Unidos.
No son Georgia Satellites, no son ZZ Top, pero ahí está su exquisito Hard Rock con sabor a carretera. Triple Zero Band anda dando forma a su estilo desde su fundación a finales de 2017 y un año después ha llegado el momento de su debut. Este primer disco se titula ‘Brothers’ y se compone de ocho temas: el inicial que le da nombre y los posteriores ‘Goin’ Down’, ‘Freedom’, ‘Back in the city’, ‘Make it’, ‘Cruel world’, ‘Never forget me’ y ‘Heat my winter’.

Su viaje en el tiempo y el espacio es el resultado del esfuerzo de tres músicos con un pasado común -Íñigo Garrido: (guitarra y voz), Aitor Ruiz (bajo) y Álex Fernández (batería)-, que han subrayado perfectamente su adscripción clara a un sonido bien concreto. Este feliz reencuentro lo saludan con la etiqueta de ‘Brain Shakin’ Soul Breakin’ Rock and Roll’, de complicada traducción pero una intención muy específica de hacer mover a un tiempo las cabezas y las caderas.

El álbum ha sido editado en formato físico y ya está disponible en las principales plataformas de reproducción digital en línea. Lo presentaron el pasado 21 de diciembre en Barakaldo y durante la grabación de ‘Brothers’ parece haber pasado por el estudio un buen número de músicos locales, que les han ayudado a pulir su maquinaria de Rock and Roll grasiento…, ¡pero limpio!

Leo Cebrián Sanz