Los arqueólogos del Heavy Rock español de los añorados años 80 siguen en buena forma. Además de los sellos madrileños Lullabye, Héroes de Culto, Discos Cada y en su momento Iberia Metálica, otros como el gaditano Gadir Records y el vasco Metal On Metal -también distribuidora-, sumamos ahora a Jam Session BCN Records. Su gran tarjeta de presentación es esta generosa edición doble en CD y vinilo para medios de prensa, que recupera la obra de Ultimatum Rock, una banda poco conocida de la Ciudad Condal, pero muy interesante desde el punto de vista del Metal “a la catalana”.

“30 Noches de Abril” celebra el trigésimo aniversario de esta formación, que durante nada menos que cinco años ha preparado la regrabación de su repertorio más destacado para poder incluirlo en un compacto con sonido renovado y la actualización propia de los medios técnicos del año 2017. Cinco de las canciones son originales de 1988 (“Borrachos” es un corte en directo en el que la banda se presenta y ejecuta improvisaciones varias), tres corresponden a 1989 -con la modificación en 2016 del estribillo final de “Libertad o morir”-, cinco a 1996 -“La cárcel (Libertad)”, sobre una experiencia real de 1998″- y en 2011 llegó “El usurpador”.

El quinteto compuesto por Luis Blanco (voz), Jordi Aguinaliu y Paco Caballero (guitarras), Santi Cambres (bajo) y Luciano Roca (batería) ha contado con la colaboración de Cristóbal G. Berenguer (teclado y solo de guitarra en uno de los catorce temas) y el teclista Jeroni Pagan en dos de las pistas. La producción ha corrido a cargo de Luis Blanco, con Emilio Nieto en los créditos de la grabación en los Stereodosis Studios. Para rematar el conjunto, Ultimatum Rock ha tirado la casa por la ventana y se ha llevado a masterizar el material a los Finnvox Studios del prestigioso Mika Jussila en la capital finlandesa.

Este auténtico descubrimiento de la escena barcelonesa más subterránea se completa con un vinilo de carpeta doble para coleccionistas, que incluye el compacto referido y también un vinilo con “sonido extraído de conciertos grabados en cinta de cassette”. Ninguna canción se repite en los dos directos elegidos: cinco temas y un “Instrumental (fragmento)” final testimonian su concierto en la Plaza de la Iglesia, en el barrio de Trinidad Vieja de la capital catalana, grabado el 2 de junio de 1988. Aquel “Rock & Trini Festival” antecede a su “Francia Tour 1989”, un dato que desconocíamos respecto a la presencia de una banda española de estas características en territorio francés. Se habló mucho en su momento de la incursión de Sangre Azul al sur de Francia, pero hete aquí que Ultimatum Rock ya lo estaban haciendo por su cuenta…, sin que nadie se enterase. Lo cierto es que la prueba son estas cinco canciones de su directo del 24 de junio de 1989 en la sala Oasis de la ciudad de Clermont Ferrand.

“Desde 1988, la banda más Underground de Karcelona Ciudad”, proclama la etiqueta a la que acompaña el relato pormenorizado de los avatares por los que pasó Ultimatum Rock. Un despliegue completísimo de imágenes y artículos de prensa pone en valor todo lo relativo al grupo, que también aporta las letras de sus composiciones y una colección de fotografías de estudio con las que dejan constancia de su estética y aspecto físico actuales.

No nos resistimos a reproducir uno de los párrafos que contextualizan el origen de los músicos y la epopeya vivida en sus comienzos: “No eran comerciales, ni tenían el sueño de triunfar. Este tipo de valoraciones, medios y derivados (contratos, revistas, radios, TV, fama, etc,), forman parte de un mundo que no existía en la Trinitat Vella de los años 80. Aquello era Rock Crudo tocado por adolescentes que no tenían Playstation ni iPhone, y donde una guitarra eléctrica era la alternativa a la droga, el paro y a la marginación. Un escenario absolutamente crudo y real, del que sólo podías escapar a base de Rock, canciones y decibelios”.

Leo Cebrián Sanz