Este segundo trabajo supone un punto de inflexión en vuestra trayectoria. ¿Qué factores se han dado para dar este salto de calidad?

La grabación de nuestro primer trabajo fue toda una odisea, era como si todo se alinease para que no terminara de arrancar. Empezamos a grabarlo en un estudio y a los dos meses tuvimos que marcharnos porque en absoluto se acercaba a lo que queríamos.

Luego conocimos a Ciri (Estudios La Nota) y empezamos de cero. Al final el disco lo sacamos adelante. Quizás fueron las prisas o no sé… quedó bonito pero no era como lo teníamos en nuestras cabezas.

Luego a las pocas semanas de presentarlo, el bajista y el baterista se bajan del barco y vuelta a empezar con todo. Al final hicimos la gira con Alberto y Maxi que se unieron a las pocas semanas…

Te cuento todo esto porque fue decisivo a la hora de grabar nuestro segundo disco. Sabíamos perfectamente qué errores no volveríamos a cometer. Queríamos apostar fuerte, que sonara como lo imaginábamos. Conocimos a Javi y desde aquel día que entramos a conocer su estudio sabíamos que “Redención” se grabaría con él.

¿Se ha convertido Javier Salas (productor y vocalista de Nadye) en el quinto miembro de Versoix?

No sé si el se considerará así, pero nosotros desde luego para el próximo álbum volveremos a acudir a él. Su implicación fue como si de uno mas se tratara, aportando ideas, arreglos… ¡así que cualquier día le metemos en nómina!

Las bandas consagradas inciden en que el trabajo en el local es decisivo para dotar de personalidad el sonido de un grupo. ¿Sois músicos obsesivos cuando montáis nuevos temas para grabar o tocar en directo?

Somos un grupo que trabaja mucho en local. Le damos mil vueltas a todo. Yo soy un obsesivo constante. Antes de llevar los temas al local, estos ya han pasado un proceso bastante largo y caótico. Luego allí cada uno aporta lo suyo y a las canciones se les dan otra vuelta de tuerca.

El directo… pues lo mismo. Lo trabajamos muchísimo. Para nosotros no es simplemente tocar las canciones y fuera, es algo más. Tienes que dar todo de ti.

Nos podrán acusar de muchas cosas, pero de que no trabajamos, en absoluto.

¿Lleváis muchos años en la música? ‘Redención’ es un trabajo bastante maduro para una formación con sólo dos discos.

Con Versoix llevamos aproximadamente cinco años. Antes cada uno teníamos nuestras cosas por ahí , diferentes proyectos. A lo que dices de que a “Redención” se le ve bastante maduro yo creo que es porque son canciones que han estado muy elaboradas, muy trabajadas en el local, han dado muchas vueltas hasta ser lo que son y eso, al fin y al cabo, se acaba notando al escucharlas.

¿Qué destacaríais del disco? ¿A qué tipo de público va orientado?

Destacaría que la música está hecha para la letra y la letra para la música. Es un disco muy melancólico, muy de recuerdos… Como me dijeron el otro día, suena muy “menor”, pero tiene mucha fuerza. En ningún momento pierde el cuerpo.

Respecto al público, este disco no deja de ser un disco de Rock, con fuerza, incluso con algunas partes que, si nos fijamos, rozan el Metal, pero sin embargo creo que cualquier persona puede sentarse a escucharlo. No es un disco hecho para la gente; es un disco hecho para nosotros y cuando haces discos para ti, haces discos de verdad.

Quizá la busca de público es una de las labores más difíciles de las bandas actuales. Hay un nulo apoyo de los medios de comunicación masivos y poca inquietud entre los aficionados a la música.

Es lo más difícil que hay. Hoy en día graba un disco cualquiera que tenga inquietud. Los filtros se han perdido, hay mogollón de programas para grabar en casa. Cualquiera puede tener su disco, con lo cual eso es mucho más sencillo que antes; ahora, sal a buscarte el público con tanta demanda… y sin apoyos, porque llamas a muchas puertas y todas parecen estar cerradas…

Pero esto es así, lo que no hay que dejar es parar de trabajar y al final la gente sabrá que estas ahí haciendo ruido. Nunca hay que perder la fe, je, je…

En vuestra biografía habláis de influencias variadas: Barricada, Muse, Söber o Bullet For My Ballentine. ¿Cómo se plasma la música que escucháis en vuestras composiciones?

¡Y las que no hemos puesto! Puff… la verdad es que no lo sé. Yo creo que eso sale solo, te empapas de tanta música a diario que es inevitable que no se plasme en las canciones, y eso que cuando me da por escribir intento no escuchar demasiada música para que no interfiera, pero al final sale lo que llevas absorbiendo desde pequeño hasta la fecha.

Personalmente he apreciado adornos de guitarra propios de Iron Maiden.

Tenemos una mezcla de gustos musicales un poco extraña, la verdad, y es normal que en determinados momentos del disco vayan por ahí los tiros. A Sergio y a mí nos gustan un montón las melodías de guitarras y los arreglos de éstas. Si por nosotros fuera haríamos un disco con tropecientasmil guitarras armonizándose entre sí.

Me gustaría hablar sobre las letras de la banda. Hay bastante dosis de canto al desamor, a la desesperanza pasional y sentimental…

Escribo de lo que vivo. A mí me gusta escribir sobre eso, sobre lo que veo y lo que me ataca. Sobre cómo me siento o me sentí en un determinado momento de mi vida. También me gusta esconder las historias dentro de las letras. Es como una especie de terapia, como no suelo hablar de mis problemas con nadie, pues… ¡los suelto en las canciones y fuera!

Me ha sorprendido gratamente la sencillez de unos versos muy bien trabajados. “Suprimir toda palabra inútil. Simplificar la frase. Simplificar la idea. Suprimir, suprimir. Esta es la fórmula para escribir bien”, decía Noel Clarasó Daudí.

A la letra le doy muchísimas vueltas. Pienso que todo tiene que estar encajado en la música. Que al juntar estas dos sean una sola cosa. Soy de los que no paran de cambiar palabras hasta el último minuto, así que Noel Clarasó Daudí llevaba toda la razón. Suprimir, suprimir, suprimir…

Háblanos de vuestra participación en Emergenza. ¿Creéis que los concursos son una buena opción para progresar?

Creo que es una opción para dar tu música a conocer a más gente. El progreso se consigue trabajando. Sinceramente no creemos en los concursos como tal. Al Emergenza nos apuntamos hace ya tiempo, antes de grabar nuestro primer disco, y es ahora cuando nos han llamado. Es la primera vez que entramos en una cosas de éstas y, como no tenemos nada que perder, pues a ver qué tal.

¿Qué otras actuaciones tenéis programadas?

Lo más inminente es el próximo 24 de noviembre; nos vamos a Salamanca. Luego tenemos fechas cerradas para enero; estaremos tocando en el Gruta con dos grupos más. Por cerrar fechas tenemos en Alzira, Valencia, Cuenca, Barcelona, Sevilla y Lugo. Estamos intentando cuadrar calendarios y cerrando las fechas definitivas y luego, lo que vaya surgiendo.

Nada más. Sólo desearos que sigáis acompañados del talento, trabajo y la oportunidad.

Muchas gracias. Ha sido un honor responder estas preguntas. Un abrazo.

por Javier del Valle