La gran estrella Alice Cooper declaró ser un cristiano devoto hace muchos años. En una entrevista con el pastor evangélico Greg Laurie ha hablado largo y tendido sobre su fe.

El padre de Vincent Damon Furnier -el verdadero nombre de Cooper- era predicador, sin embargo él no empezó a creer, practicar y asistir a misa hasta los años ochenta, momento en el que dejó de beber y drogarse. Para dar este paso le influyó mucho su esposa Sheryl.

Alice y Sheryl se casaron el 20 de marzo de 1976. En 1983 ella pidió el divorcio, pero en 1984 la pareja se reconcilió.

Entre otras cosas, en el vídeo que os mostramos Alice (71 años) dice:

“Hubo una vez en que Sheryl me abandonó y se marchó a Chicago. La cocaína hablaba más alto que ella para mí. Una noche me miré al espejo y parecía que estaba maquillado, pero no, era sangre que me salía de los ojos. Igual estaba alucinando, no lo sé. Decidí tirar la piedra de coca al váter, la llamé y le dije que se había acabado. Ella me contestó que ahora tendría que demostrarlo. Una de sus condiciones fue que empezase a ir a la iglesia. Yo negaba a Jesucristo, pero sabía que tenía que llegar a aceptarlo y comenzar a vivir esa vida porque, si moría en la vida que yo llevaba, tendría muchos problemas. Y eso fue lo que me motivó. Llegué al punto de que estaba cansado de mi vida y lo correcto llega cuando el Señor te abre los ojos y descubres de verdad quién eres y quién es Él.”

El cantante también reconoce que pensó en cambiar su nombre artístico:

“Le dije a mi pastor: ‘Creo que tengo que dejar de ser Alice Cooper’. Pero él me contesto: ‘Mira dónde te ha puesto Dios siendo Alice Cooper. Sigue siéndolo pero ahora siguiendo a Cristo. Eres una estrella del Rock pero ya no vivas ese estilo de vida, ahora tu vida es tu testimonio’.”

El entrevistador le pregunta si le ha dado vergüenza en algún momento decir que creía en Jesucristo, y Cooper contesta:

“¡No! La gente dice que Alice es un rebelde, pues nunca hubo alguien más rebelde que Jesucristo. Si quieres un rebelde, Jesucristo fue el que más.”

  • Alice Cooper asiste con frecuencia a misa y participa en el estudio de la Biblia. Dijo anteriormente que no había problema alguno en conciliar su vida y personalidad musical con sus creencias religiosas: “No hay nada en el cristianismo que diga que no puedo ser una estrella de rock. La gente tiene una visión muy distorsionada del cristianismo. Piensan que todo es muy tajante y que nunca hacemos nada malo, que rezamos todo el día y somos de derechas. No tiene nada que ver con eso”.

 Sheryl Goddard actuó sobre los escenarios con la banda de Alice Cooper entre 1975 y 1982.