SAUROM, por Salvador Díaz & Marta Crisol

Los gaditanos SAUROM están aquí de nuevo, como os dijimos en L+M-feb., sin apellido, con nuevo disco (“JUGLAR METAL”) y más fuerza que nunca. No en vano, NARCI LARA (guitarrista y flautista) comienza diciéndonos: “Quizás este sea el disco más Heavy de la carrera de la banda…”.

(Sigue Narci): …pero no es algo intencionado, es algo que se confecciona así y ya está. Lo de los elementos Folk tampoco es una cosa que nos planteemos. Se introducen igual que otros como los clásicos o medievales o futuristas o lo que sea, pero es algo que fluye de manera natural.

 

¿Es “Juglar Metal” un trabajo que puede significar un antes y un después en la trayectoria de Saurom?

Cada disco es un nuevo reto para la banda, es un ‘borrón y cuenta nueva’ porque significa que el grupo está vivo. No pretendemos vivir de nuestro pasado ni de nuestro futuro. Somos un grupo de aquí y ahora, que hemos crecido, lógicamente; cada vez hacemos mejores canciones y tocamos mejor. Nuestra sección de seguidores también crece a la par y eso dice mucho del cambio lógico de cada trabajo nuevo de Saurom.

 

Habéis grabado en Cádiz, ¿qué supone tener el estudio prácticamente en casa?

Pues mucha comodidad y, sobre todo, profesionalidad. Hemos estado trabajando en otros estudios que tienen más nombre y al final sólo tienen eso, nombre, pero ‘para nada’ la profesionalidad y el amor por el arte y la música que se profesa en nuestro rinconcito de San Fernando, los estudios La Factoría.

 

¿Nos cuentas alguna anécdota curiosa o graciosa de esas sesiones de grabación?

Anécdotas graciosas… pues casi todos lo días: El Doctor Amor cantando por El Fary cada dos por tres y Josema mandándolo a por ‘dónuts’ para merendar, Donovan haciéndose fotos eróticas para el libreto, que luego se desechan, obviamente; Beltrán haciendo el dragón de la Dracum Nocte, mis siestecitas en el sofá del estudio…

 

¿Por qué habéis decidido volver a enviar el trabajo a Mika Jussila para la ‘masterización’?

Porque es un honor y un placer trabajar con una persona tan humilde y profesional, además del que estamos muy contentos con el resultado de “Legado de juglares”. Esta vez, si cabe, estamos aún más contentos porque ha conseguido lo que realmente buscábamos para este trabajo. Creo que si seguimos sacando discos, él será el encargado de los ‘masterings’.

 

Igual o mejor ‘masterización’, pero ¿qué diferencias van a encontrar vuestros seguidores con respecto a “Legado de juglares”?

Nuestros cuatro discos tienen personalidad propia. Creo que es una suerte poder dotar a cada trabajo de un significado, un mensaje, una estructura y una musicalidad diferente. Pocos grupos lo consiguen. Este pretende ser un disco más de Saurom pero presentando a unos Saurom actuales, renovados, con ideas nuevas, con otras propuestas, es decir, en constante evolución. El día que se nos acabe la creatividad nos retiramos.

Si tuvieras que escoger un tema del nuevo disco que definiera toda la obra y el sonido actual de Saurom, ¿cuál sería y por qué?

Si me permitís, elegiría tres, los tres que comprenden la ‘Trilogía de Zaluster’. Esos temas contienen todo el significado letrístico y musical que comprende a Saurom. Es una especie de historia literaria ideada por nosotros mismos con un mensaje oculto, llena de recursos literarios y de pasajes con doble sentido. En el plano musical, podéis observar todo lo que engloba Saurom: Metal, Folclore, caña, melodía, fuerza, compases y ritmos ‘jazzísticos’, clásicos, electrónica… es verdadero ‘Juglar-Metal’.

 

Narci nos cuenta que habrá dos ‘singles’ y le dejamos que se explaye en ellos:

“La batalla con los cueros de vino” es una canción que hemos hecho para homenajear la obra de Cervantes ya que “El Quijote” cumplía en 2005 los 400 años de su publicación. En esta ocasión ha sido el capítulo XXXV el elegido y, basándonos en él, hemos recreado esa historia a nuestra manera con una pequeña conclusión final. La alegre gaita la que lleva el peso de la melodía al principio. La rítmica es contundente también, por lo que estamos hablando de un tema que podría catalogarse como juglaresco pero con bastante fuerza y que, a la vez, puede parecer hasta comercial si no fuera por la desgarradora y personalísima voz de Migue, que en esta ocasión vuelve a rozar tonos casi insuperables. Ojo al final. Y “La musa y el espíritu” es una de las canciones más bonitas que he compuesto jamás; a mi parecer, claro. Tiene una letra muy profunda sobre el amor pero visto desde una perspectiva muy distinta de la que estamos acostumbrados. Tiene una música bastante compleja también, hay cinco partes bien diferenciadas. El comienzo y el final son idénticos, basados en la música barroca con la aparición de un instrumento tan característico de aquella época como es el clavicordio. Luego tenemos la parte vocal, donde de nuevo tengo que destacar la labor de Migue y Sonia García que realmente hacen un papel increíble. Pienso que el sentimiento que han desprendido es casi insuperable en cualquier tema de nuestra discografía completa. Creo que el punto culminante de esta canción es el estribillo por su fuerza y significado letrístico, donde podemos escuchar una melodía realmente compleja de cantar en el tono que está interpretada y en la eficacia a la hora de articular a esas velocidades.

 

En los países nórdicos y centroeuropeos existe actualmente una gran fiebre por fusionar elementos paganos o tradicionales con el Metal, ¿crees que en España esa corriente musical puede tener el mismo arraigo? ¿Piensas que el futuro del Metal está en la fusión de estilos?

No sé dónde puede estar el futuro del Metal, y la verdad es que no me preocupo por ello. Imagino que tendrá su evolución lógica. Lo que sí me preocupa es que se llegue a estancar en la falta de ideas y recursos. Un buen recurso y un buen ejemplo a seguir -de los miles que hay- es recurrir a la música tradicional y al Folclore para enriquecer el Metal. Es una verdadera fuente inagotable, aunque en este tipo de música sigue habiendo muchos prejuicios y patrones preestablecidos. De todas formas, creo que todo cae por su propio peso y nada es eterno. Soy un defensor del cambio y de las nuevas bandas que aportan ideas.

 

¿Cómo verías una ‘noche de juglares’ con Mägo de Oz, Ars Amandi y Saurom?, ¿sería un cartel importante para vosotros? ¿Añadirías alguna otra banda?

Sería curioso y bonito. Para mí es importante tocar con cualquier compañero que se lo curra día a día y lo da todo por esta música. Hemos tocado con grandes bandas y hay otras con las que tocaremos. Somos muy respetuosos con todos los grupos, desde los de ‘garaje’ -que casi todos hemos sido- hasta con los más grandes. Todo el que se sube a un escenario y se lo curra merece mis respetos y Saurom estará encantado de tocar con él.

 

¿Se han cumplido vuestros sueños en estos diez años?

Al estar haciendo esta entrevista ya os estoy respondiendo. Mis intenciones hace diez años eran dar a conocer la música que hacíamos y éramos capaces de crear a quien quisiera escucharla. Todo se fue agrandando y hemos llegado hasta aquí. Los altos precios que hemos tenido que tragar y aguantar forman parte de esta loca aventura, y de nuestros propios errores sobre todo.

 

¿Qué momentos escoges como el mejor y el peor?

Los mejores momentos son cada uno de los viajes con mis amigos del grupo y los minutos encima de cada escenario. Los peores: la hipocresía que hay en este mundillo con frecuencia por parte de muchos y la pérdida de grandes compañeros en el grupo.

 

Lo que Saurom no pierde son seguidores, ¿te apuntas?

 

Juglarmetal (Independiente / Roc.K / K. Industria)

De impresionante se puede considerar esta nueva entrega de esta tropa del Génesis llamada Saurom (antes Saurom Lamderth). Los gaditanos nos ofrecen once temas para contar otras tantas leyendas e historias de personajes mitológicos y fantásticos. Ya desde su presentación se nota la categoría que le han querido dar al trabajo: Cubierta de cartón, libreto donde, además de lo usual (créditos, letras…) tenemos el comentario general de la obra, de los personajes y de los temas. Los mismos, como es ya es habitual en la banda, están regados de elementos de Folk y clásicos instrumentos (violines, flautas, laúdes, gaitas…) y salpicados con colaboraciones de un alarde de ‘ninfas de los bosques’ y de un batallón de ‘Mordores’, que dotan al trabajo de misticismo y clasicismo y lo hacen fuerte, elegante, etc. En general, unas composiciones que te llegarán al alma con buenos cambios de ‘riffs’ de guitarra, variados y elaborados, bases rítmicas perfectas, grandes coros, voces femeninas, solos técnicos, claros y directos, y alguna que otra voz gutural en el tema “Missa pro defunctis”. Unos cortes son más propensos para el directo: “Dracum nocte” o “Dioses eternos”, otros son más Progresivos y casi ‘Powers’: “La musa y el espíritu”, y otros los podrían haber firmado los mismos Mägo de Oz: “Estrella sin luz” o “La taberna”.

El producto ha sido rematado en los Finnvox Studios (Mika Jussila) y está recomendado para todos los duendes, ninfas, saltimbanquis, juglares, elfos y demás criaturas místicas de nuestro mundo llamado Metal. Para terminar me hago una pregunta: ¿Es Saurom el nuevo Feretrom del Metal español?

Salvador Díaz