VIII CRISIS ROCK

CIUDAD: Guadalajara
LUGAR: Auditorio Municipal
FECHA: 22 mayo 2004
PUNTUACIÓN: /+/+/+/+/ /

Otro año más la gente de la Peña “La crisis” de Guadalajara organizó su magnífico festival por las fiestas alcarreñas, como siempre, en el auditorio municipal. Debido a causas ajenas, los representantes de la redacción de Los+Mejores no pudimos ver a los tres primeros grupos que actuaron.

Abrieron Dogma, ganadores del concurso de maquetas de 2004, con el premio de poder tocar en el evento. Les siguieron Benito Kamelas, de Valencia, banda que poco a poco está llevando su Rock urbano y vacilón por toda la geografía española. Tras ellos salieron La Vacazul, encargados de ir dando ambiente y color al público asistente con su Rock And Roll.

Con bastante aforo, el recinto recibió a los bilbaínos M.C.D. (en la foto inferior). Su actuación fue muy brillante, con un directo potente y dinámico. Echaron temas de su última obra “Macarrada” y un montón de clásicos, mientras la gente no paraba de saltar y animar. Una nota muy alta para esta banda que sabe mezclar bien el Punk y el Rock and Roll.

Luego tocó el turno para el Reggae y la fiesta de Potato. Presentando canciones de su disco “Como en sueños” fue un momento para la relajación y disfrute de unos sonidos menos habituales, como la sección de vientos de esta estupenda banda.

Para cerrar, el plato fuerte de la noche: los navarros Barricada. Con un auditorio hasta la bandera hicieron que todo el mundo cantase y lo pasara en grande. Su show, de casi dos horas de duración, fue completo y muy acertado uniendo sus himnos más antiguos con temas del reciente “Hombre mate hombre”.

En resumen, una buena noche de Rock en Guadalajara de la estamos orgullosos de participar todos los años gracias a “La Crisis”.

David Carabias

 


 

CORPA ROCK

CIUDAD: Corpa (Madrid)
LUGAR: Plaza
FECHA: 15 mayo 2004
PUNTUACIÓN: /+/+/+/ / /

Aprovechando que un lector llamado Javier nos envió sus impresiones de este festival que va ya por su sexta edición gracias al empeño de la ‘Asociación de jóvenes’ de esta pequeña localidad madrileña, vamos a hacer una crónica diferente: Reflejaré lo que él nos cuenta y añado algo:

Dice Javier: “La verdad es que al final no hubo demasiada gente”.
-Ni al principio, pero hay que tener en cuenta que en Madrid, además de la distancia, actuaba Bad Religion, aparte de otros conciertos habituales en sábado, y que los dos grupos, Littlebig y Dieaway, de Alcalá de Henares (a pocos kilómetros) no arrastraron a sus seguidores, si los tienen. De este punto pudo arrancar el éxito o el fracaso de la concurrencia.

Sigue Javier: “De los grupos, los primeros, Littlebig, no sé que pintaban allí, porque esa música era más bien ‘popera’, y además eran un coñazo”.
– Tú lo has dicho. Los respeto pero no vi pasión en los espectadores, rockeros en su gran mayoría.
J: ”Después los Dieaway; ‘molan’ para un rato, pero al cabo de unas cuantas canciones ya no enganchan igual. Pero estaban bien.”
– En cuanto los escuché probando, dije: “A estos tíos les gusta Soundgarden, fijo”. Mientras tocaban, alguien que los conocía me confesó: “Soundgarden es el grupo favorito del cantante.” Así que para amantes de los Grunge/Sabbathicos.

J: “Luego Sínkope, que, para mi gusto, por muchos discos que tengan, no son para tanto; lo hacen bien, pero…”
-Hay que reconocer que no fue el día de los extremeños, muy buenos, por otra parte, en la mayoría de ocasiones. De hecho, su concierto creo que no pasó de 45 minutos. Algo raro debía sucederles.

J: “Los penultimos fueron Sadie’s Action. A mí fueron los que más me ‘molaron’ de todos, me gustaría verlos otra vez”.

Sadie’s Action

 

  • Amo a Sadie’s Action, un grupo siempre divertidísimo, y esta noche no fallaron. Movieron al respetable más que nadie e Irene, su cantante (la de la ‘compe’), actuó con unas tablas de impresión.

J: “Y para finalizar Opium Relax que, musicalmente, creo que eran los mejores, aunque su estilo musical es un poco bruto para mi gusto; pero hay que reconocer que sabían lo que hacían”.
-También estoy enamorado de la música de Opium Relax. Claro, hay que armarse de valor y prepararse para un concierto de ‘música hijaputa’, que es como ellos definen su estilo. Metal moderno, muy bien hecho, con garra y sacando la parte más bestia de sus instrumentos. Tú has reconocido lo de la técnica. Lástima que no todo el mundo sepa de música. ¿Sé yo acaso?

Por último: Chicos rockeros de Corpa: ¡A por el séptimo caiga quien caiga!

Jon Marin (y Javier, por supuesto)