Festival TINTORROCK – 9ª edición

CIUDAD: Briviesca (Burgos)
FECHA: 12 y 13 de mayo de 2006

Llegó, por fin, la novena edición del festival Punk-rockero más importante de España a pesar de los problemas que tuvo la organización para buscarle emplazamiento. Hasta pocas semanas antes de su celebración, los grupos sabían que estaban en el cartel pero no conocían el camino a coger una vez cargaran los trastos en la furgoneta. Definitivamente, nos esperaba una pequeña plaza de toros en el pueblo burgalés de Briviesca. Por la demora en el anuncio de la ubicación, suponemos que no fueron tantos los asistentes en general ni los ocupantes de nuestro famoso autobús festivalero.

Jon & cía.

 

El viernes 12 comenzó la música con Undécimo Mandamiento y Subversión X. Kaos Urbano causaron baja, así que siguieron animando al público Antisocial y, de un tirón, llegó uno de los mejores tramos del festival con los buenos de Kalean, el veterano Manolo Uvi con sus Commando 9mm y Koma, que nunca defraudan. Puagh! y Segismundo Toxicómano seguían dando vigor a la tarde-noche, mientras el personal entraba y salía continuamente del coso y los pocos servicios (para mear y demás, se entiende) instalados allí se iban ensuciando a marchas aceleradas.

Ya con noche cerrada, Des+karadas dieron el punto raro al cartel. Musical e instrumentalmente es flojito este grupo de chicas y chicos que mezclan todo tipo de estilos y se cambian continuamente de disfraz para ambientar las canciones (?), pero está claro que descolocaron, para bien o para mal, a más de uno. Por lo menos, no volaron botellas ni vasos. Me quedo con su frase: “Saca la papela de la teta, Macarena”.

El mejor concierto del día corrió a cargo de Parabellum, reactivados gracias al disco-tributo que se ha publicado recientemente, os lo recomiendo; buen y contundente sonido el que consiguieron sacar los vascos; los clásicos siguen siéndolo. Y muchos clásicos, precisamente, es lo que tienen Porretas en su repertorio, así que les resultó fácil meterse también al respetable en el bolsillo. Montañés (Zirrosis) les acompañó haciendo coros en un tema. Siguió otro grupo de notable éxito: Fe de Ratas y el achuchón final, para dejar a todos sin fuerzas y con ganas de coger la cama, el saco, el césped o al perro vagabundo que nunca falta al ‘Tinto’, corrió a cargo de L@s Ginger y Josu Distorsión y Los del Puente Romano.

Tras felicitar a los asistentes por no crear altercado alguno -el ‘punker’ de estos días ya sabe comportarse- pasamos a la zona de anécdotas y la llenamos esta vez con las ricas y picantes comidas que nos… servían (es el verbo correcto) las camareras del restaurante Lagaresma, los gritos al oído del buen amigo y bajista de Zirrosis, Montañés; el buen trato del personal (acreditaciones, puertas, escenario…), aunque nos tuvimos que pagar las copas. Menos mal que Mario (un saludo) se marcó algunos detalles.

Con Porretas, desde hace años, siempre hay coincidencia de hotel, así que desayunamos juntos y charlamos cosillas de aquí y de allá. También coincidimos con la familia Zirrosis en otro de los momentos de llenar la barriga. Por la barra del ‘festi’ nos topamos con músicos de Koma, EUKZ, Manolo Uvi, Maxi de Fe de Ratas, Gorka de K-0s, Bajo Klero (¿por qué no os han hecho hueco en el cartel?) y los que se me olviden. Lo de Luis (Sikótiko) y, sobre todo, del gran amigo Ziku (Envidia Kotxina) es otro cantar, son otras carreras de despiste y más risas en la habitación, que me la llenaron.

Pues eso, saludos a todos los mencionados y no, y gracias a Marta y Santi por la buena compañía y apoyo logístico; que he dormido poco en los dos días y me queda una tercera noche sin que Morfeo me acoja. Otra diosa lo hará, a pesar de que el Punk-Rock sigue retumbando en mi cabeza.

J.M.

Sábado 13.- Abrieron este segundo día de festival Zapatrús, desde La Rioja. Punk-Rock en onda Piperrak con sus buenos temas del “Sudando tinto”. El segundo grupo de la tarde fueron los bilbaínos Suspenders. Presentaban nuevo disco, “Bilbo & Roll”, y sonaron compactos, fuertes y agresivos. Se trata de una de las bandas a tener muy en cuenta.

A eso de las cuatro de la tarde salían al escenario los madrileños Envidia Kotxina, congregando a un público numeroso para las horas que eran. Muchas ganas, entrega y un Ziku dándolo todo (lo posible) al respetable, que disfrutaba de lo lindo. Siguieron Des-kontrol, banda de Street-Punk cantado en euskera con nuevo trabajo bajo el brazo, “Duintasunez eutsi”. Dejaron un buen sabor de boca y poco a poco se están haciendo un hueco entre los grandes del Oi!. Se despidieron cantando a su tierra: Mondra.

Tras ellos era el turno de NoRelax, grupo de Joxemi (ex guitarrista de Ska-P), quienes echaron bastantes temas de su última obra “Virus de rebelión”. La femenina voz de la italiana Micky le da un toque especial a este grupo de Punk‘n’Roll. Luego estuvimos atentos de la vuelta a los escenarios de los alicantinos Disidencia, con nuevo batería tras grabar su directo. Musicalmente estuvieron acertados y animando al personal, pero la mala suerte se cebó con ellos tras el apagón de un generador de corriente y cortarles el bolo durante un rato.

 

Luis, de Sikótiko

Después vinieron un par de grupos de Madrid; primero Sikótiko. Marcados por el estilo de la vieja escuela del Punk inglés del 77, este grupo presentaba nueva formación y se hicieron un show de una caña tremenda, directos y constantes: “Punk del bueno”. Notable alto para Luis y los suyos.

Más tarde, Habeas Corpus, que dieron otro gran recital en el ruedo de Briviesca. Potentes y sin pelos en la lengua, así estuvieron tras solventar algún pequeño problema de sonido, como reza su reciente “Basado en una historia real”. Continuaba la fiesta con los de Agurain, Kaótiko. Presentaban su disco “Destino escrito”, del que la gente ya cantaba varios de los temas como “Censura” o “No es lo mismo”. Estuvieron a la altura y gustaron bastante entre el público.

Habeas Corpus

 

MaCarraDa eran los siguientes en pisar las tablas. Aunque el sonido no les acompañó todo lo debido, la gente se movía con ellos, sobre todo al escuchar los clásicos de MCD. Dieron el callo y eso es una cosa de agradecer. Tras ellos arrancaron Gatillazo con un Evaristo, como dijo él, de incógnito: con gafas, gorro y gabardina. La afluencia de público era máxima en esos momentos y, claro, no podían defraudar. Además, con himnos rescatados de La Polla como el “Carne p’a la pikadora” todo estaba a su favor para ser uno de los grandes triunfadores.

MaCarraDa

 

Después les tocó el turno a El Último Ke Zierre, que, como su último trabajo, siguen vivos por domesticar. Buen sonido y buena respuesta por parte de la gente, que coreaba uno a uno todos los temas del repertorio de los de Castellón. Luego vinieron La Familia Iskariote, desde Palencia. Son un grupo de Ska y Reggae que encandilaron a la gente con su “Sonido rebelde”. También montaron un espectáculo con malabaristas y demás, otro aliciente para verlos en directo. El trío hispano-mexicano Vantroi eran los penúltimos del cartel de este festival, que fue completo y variado. Gerardo ofreció en Briviesca Punk-Rock y Ska a partes iguales en un show corto pero intenso.

Para concluir la novena edición del Tintorrock estaban los pamplonicas Lendakaris Muertos. Hay que destacar que mucha gente aguantó hasta las seis de la mañana para verlos, y que acabaron totalmente de día. Presentaron un buen puñado de temas de su reciente segundo álbum “Se habla español”. En su línea: irónicos, provocativos y divertidos. No se les puede pedir más. Fue un bonito fin de fiesta para cerrar una cita que año tras año reúne lo mejorcito del Punk.

David Carabias

Fotos: Marta Maganto

 


 

SEGISMUNDO TOXICÓMANO + Fobia Social + Iux Provocationix

CIUDAD: Madrid
LUGAR: Sala Caracol
FECHA: 9 de mayo de 2006

Un sábado más de concierto, esta vez en la problemática sala ‘de lento nombre’. La excusa: tres buenas bandas que le dan duro en sus diferentes estilos.

Abrieron Iux Provocationix, con su Thrash Metal extremo, borrico y directo a la yugular.

La peña iba entrando por momentos y llegó el turno de los ‘alkarreños’ Fobia Social. Sonaron numerosas píldoras de su interesante obra “Americanofobia”, que une el Hardcore y el Metal de una forma poco habitual en los grupos estatales. Buen bolo.

Y para rematar, la guinda del pastel eran los ‘gasteiztarras’ Segismundo Toxicómano, que venían a presentar en Madrid su quinto trabajo. En pocas palabras: tremendos y contundentes. Muy buena entrada y un público entregado que coreaba uno a uno todos los temas de la banda. Está claro que estamos ante el relevo del Punk-Rock estatal, seguro. Poco a poco se han hecho un hueco entre los grandes y lo demuestran día a día en sus directos. Es lo que hay.

David Carabias