Directamente desde la ciudad barcelonesa de Vilanova i la Geltrú, he aquí un nuevo grupo de Metal contemporáneo en castellano de la que desconocíamos su existencia. Este tipo de Rock, de zarpazos a modo de riffs y líneas vocales melódicas, bebe claramente de fuentes internacionales, pero en todos esos caños siempre hay uno con el nombre de Sôber, lo cual nos complace sobremanera. Antes de citar al resto de sus favoritos, hay que retrotraerse al año 2013 para conocer los primeros pasos de Bianima.

Los músicos que inicialmente se integraron en el proyecto ya atesoraban una experiencia de cerca de quince años y varias bandas previas antes de unir sus esfuerzos en este nuevo capítulo de su trayectoria artística. Cambiaron su anterior denominación, Void, por problemas con la titularidad del nombre, para desde ese mismo momento asumir nuevos retos, como el cambio de bajista y la grabación de su debut discográfico: “Dualidad” (2015). Su videoclip de presentación fue el que daba título al álbum. El nuevo repertorio para el directo fue interpretado por primera vez en concierto en julio de aquel año en su propia localidad y siguieron haciéndolo por su provincia con motivo de eventos al aire libre, festivales benéficos o en el circuito de pequeñas salas.

Dani Torbisco (voz y guitarra), Pedro (guitarrista que sustituyó a Fernan Medina), Oriol Montserrat (bajo) y José M. Blázquez (batería y voces) hacen una música introspectiva pero enérgica, que canaliza muy bien su energía en direcciones paralelas y cruces ocasionales que mezclan la agresividad con la dulzura y la melancolía.

Su segundo álbum se titula ‘Ubi Sunt’, expresión original en latín que se podría traducir por “¿Dónde están?”. El CD incluye nueve temas propios y una versión del cantante Seal como pista bonus. El Hard Rock o Modern Rock de formaciones estadounidenses como Alter Bridge, Audioslave, Disturbed, Mudvayne, Nickelback y Stone Sour sirve de inspiración para una lectura personal, que es la que a la postre nos interesa a quienes valoramos y defendemos las letras que podamos comprender.

Leo Cebrián Sanz