Ayer miércoles 24 de octubre fue un día intenso para Roberto Iniesta, “Robe”, que presentó un largometraje documental titulado “Robe. Bienvenidos al Temporal”. Este futuro DVD incluye canciones en directo grabadas durante tres fechas de la gira con la que dio a conocer su segundo disco en solitario: “Destrozares. Canciones para el Final de los Tiempos”. Parte de aquel calendario en vivo tuvo la particularidad de que se desarrolló en lugares muy distintos a los habituales pabellones de deportes y auditorios masivos. Algunas fechas tuvieron lugar en teatros y localizaciones tan especiales como el Palau de la Música en Barcelona y el Teatro Romano de Mérida.

Todo lo que sucedió en los conciertos que tuvieron lugar en ambos escenarios ha dado lugar a una producción con acabado cinematográfico, que también incluye imágenes de lo visto y escuchado en su recital del antiguo Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. Con una premisa tan atractiva había mucho que preguntar y responder en la rueda de prensa convocada para la una de la tarde, pero será mañana cuando analicemos las declaraciones del antiguo líder de Extremoduro y sus actuales compañeros de banda.

Robe, junto a parte de su banda

En esta nota de urgencia vamos a ocuparnos de lo acaecido durante el posado fotográfico previo a la premiere de “Bienvenidos al Temporal”, que se celebró en el cine Callao durante la tarde y noche. Para sorpresa de los medios que allí nos encontrábamos, el acontecimiento se convirtió por derecho propio en uno de las preestrenos más atractivos de cuantos hemos visto en los últimos años. La cantidad, calidad y variedad de los invitados presentes convirtió el photocall en un desfile constante de caras inesperadas, en un ambiente de absoluta cordialidad y expectación.

Fue cerca de una hora de previa, que propició que en la primera planta del Callao se produjeran encuentros informales -y casi diríamos que inauditos- entre músicos de estilos muy distintos y generaciones bien diferentes.

Robe y Dani Martín
Leiva y Robe

Rulo y Dani Martín mantuvieron una animada tertulia, a la que terminaron sumándose Leiva… ¡y Alfred, el finalista de la pasada edición del programa “Operación Triunfo”! Leiva le saludó con una cariñosa carantoña/bofetada, mientras sus compañeros le explicaban de quién se trataba.

Robe y Rulo

A unos metros, Pedro Fernández Razkin -cantante y guitarrista de La Fuga– y su compadre de grupo el bajista Álex Sanz permanecían por completo ajenos a la presencia de Rulo, con quien no cruzaron palabra ni mirada. Y viceversa, claro. Compartieron la barra, pero a cuatro metros de distancia…

Dos de los componentes de La Fuga, junto a Robe

Especial atención llamó la aparición del ya citado Alfred “OT”, justo el día que se emitía una nueva gala del programa que le hizo conocido. El joven talento prefirió disfrutar de la música de Robe en formato de gran pantalla, mientras afirmaba que “ojalá tenga una carrera tan larga como la suya”. Alfred hizo la señal de los cuernos rockeros como el que más y se le adivina muy interesado por trascender su condición de mero “triunfito” para encarar un proyecto en solitario que sea consistente y duradero.

Alfred, ex-OT 2017, y Robe

Otros músicos que tampoco esperábamos encontrar en estas lides fueron Natos y Waor, los reyes indiscutibles del Trap en castellano y adalides de la autogestión en todos los frentes de su vertiginosa carrera. La pareja, que arrasa con su actitud chulesca y su inflamabe Hip-hop millennial, posa ya con  una actitud de verdaderas estrellas del gangsta-rap.

Natos y Waor

Volviendo al Rock, los hermanos Carlos y Jorge Escobedo, las eternas cabezas creativas de Sôber, disfrutaron de la velada junto a sus colegas de profesión y compañeros de los medios y la promoción. Su sentido del humor dejó algunas de las imágenes más divertidas de la sesión fotográfica.

Carlos y Jorge “Sobêr”, junto a Robe

Dos de los fichajes de El Dromedario Records, la compañía con la que Robe edita todas sus obras en solitario, también estuvieron presentes en la gala. El primero en aparecer por el gran telón que anunciaba la proyección fue Chica Sobresalto, una emergente formacion que comanda la cantante, guitarrista y compositora Maialen Gurbindo. Fueron los ganadores de los Encuentros de Arte Joven de Navarra del pasado año y ya han editado su primer disco: “Sobresalto”.

Chica Sobresalto

Sus compañeras de escudería son Las Sexpeares, un power trio de Rock Alternativo radicado en la ciudad vizcaína de Barakaldo. Este combo mixto bebe los vientos de referentes de los noventa como Hole y Smashing Pumpkins, con una importante influencia del Rock energético que tanto éxito está dando a Foo Fighters. Su disco “Me Fui de Casa” las ha puesto en el mapa de los futuribles más jóvenes del panorama nacional.

Las Sexpeares

Ya en la recta final fueron muchos otros los personajes de la farándula artística y musical madrileña los que se sumaron al posado, ya fuera por voluntad propia o a petición de los medios acreditados. Fue el caso de los cantautores Carlos Chaouen y Luter e incluso de Paloma Bloyd, actriz de la serie “Cuéntame”. Ya en la propia sala pudimos ver a Mart, vocalista de los metaleros alternativos Estirpe, y a Tonino Carotone, la reencarnación en crooner extravagante de uno de los componentes de Kojón Prieto y los Huajolotes y autor del éxito del 2000 “Me cago en el amor”.

Paloma Bloyd, de la serie “Cuéntame”, y Rober
Carlos Chaouen
Luter

Leo Cebrián Sanz