Existen figuras anónimas en el Rock español que han ayudado y ayudan a construir toda la estructura artística e industrial del negocio, y que en muchas ocasiones pasan desapercibidas. Pocas veces obtienen el reconocimiento que merecen, pero ahí están con su labor callada para dotar de entidad a una estructura que sin ellos resultaría mucho más endeble y vulnerable. Se trata de productores, ingenieros de sonido, managers y, por supuesto, músicos que están en todas partes… ¡pero a los que nadie parece ver!

Uno de los casos más significativos en este aspecto es Pepe Herrero, un ubicuo personaje cuyo nombre todos hemos escuchando alguna vez. Su presencia pública está íntimamente ligada al grupo Stravaganzza, banda que fundó como guitarrista junto al vocalista Leo Jiménez y con la que ha compatibilizado su labor como director musical de artistas masivos como Mónica Naranjo o Camilo Sesto en su reciente recopilatorio “Camilo Sinfónico”.

Hemos elegido dos trabajos al azar de una lista tan larga que merece ser analizada en una serie de varios artículos, que mes a mes publicaremos en LosMejoresRock.com en rigurosa exclusiva. El currículo de Pepe Herrero es tan desbordante que nos descubre a un talento en estado puro, cuya progresión resulta tan vertiginosa que trasciende el mundo del Rock para convertirse en uno de los profesionales más reputados de la música española en general.

Nuestro compañero José Ramón Nieto “Kema Púas” contactó con Herrero para visibilizar todo su trabajo, encontrando en el músico una predisposición absoluta a dar a conocer su trayectoria. Pepe no es sólo director de orquesta, guitarrista, pianista, compositor y arreglista, sino un profesional completo de estudio, que graba, mezcla y masteriza en sus propias instalaciones técnicas. Por si no fuera suficiente, su apellido figura en los créditos de numerosas obras de ficción para cine y televisión, además de firmar la música de varios videojuegos.

Lo desbordante de su iniciativa le ha dejado poco tiempo para dar publicidad a su talento y capacidad de trabajo, como constatamos tras nuestras primeras conversaciones con él. Surgió entonces la idea de analizar uno a uno los distintos campos en los que opera, ya que el Rock español necesita visibilizar la calidad y constancia laboral de sus mejores -pero también más desconocidos- representantes.

Baste recordar que Pepe Herrero será quien dirija la orquesta sinfónica con la que el grupo alemán Rage actuará en la próxima edición del festival de Wacken. Como es obvio, nadie llega a semejante posición de privilegio si no es con una excelencia en su trabajo capaz de trascender las fronteras nacionales. De todo ello daremos cuenta en varios capítulos especiales, en los que además dispondremos de testimonios de audio con opiniones de varios de sus colegas y compañeros de profesión.

No queremos avanzar más sorpresas sobre todo aquello en lo que ha participado Pepe Herrero, ya que va a ser muy estimulante para los lectores descubrir poco a poco todas y cada una de sus facetas creativas. Quizás al final de la serie consigamos que su cara y nombre resulte familiar para quienes tienen la curiosidad de saber quién está haciendo las cosas “más y mejor” en el Rock español.

Leo Cebrián Sanz