El pasado viernes se estrenó en algunos cines y sesiones muy concretas el documental “Sad Hill Unearthed (Desenterrando Sad Hill)”, que cuenta la recuperación de uno de los escenarios claves de la película “El Bueno, el Feo y el Malo”, realizada por Sergio Leone en 1966. Este clásico del western “a la europea” se rodó en localizaciones españolas como Almería y Burgos, en cuya provincia se recreó un cementerio circular que después de 50 años se ha convertido en un santuario para el fandom nacional y pronto internacional.

Guillermo de Oliveira escribe y dirige un completísimo reportaje de autor sobre la epopeya de un grupo de admiradores locales del film, que poco a poco se va organizando para sacar a la luz -nunca mejor dicho- los restos de aquel decorado majestuoso y mágico. La Asociación Cultural Sad Hill es la auténtica protagonista del “docu”, que además cuenta con ilustres invitados del mundo del cine y la música. Además de los técnicos de “El Bueno, el Feo…”, los nombres propios más relevantes son los de los directores Joe Dante y Álex de la Iglesia, el actor Clint Eastwood -que encabezó el reparto- y hasta Ennio Morricone, compositor de la banda sonora.

La partitura y las imágenes del duelo final llevan treinta años abriendo los conciertos de Metallica, por lo que la vinculación del grupo con la película es más que indudable. James Hetfield, cantante y guitarrista rítmico de la banda norteamericana, interviene en varias ocasiones en el documental y lo hace con enorme vehemencia y cariño. Tal es su pasión por la obra magna de Leone que “Desenterrando Sad Hill” incluye numerosos insertos de una actuación del cuarteto californiano en la ciudad sueca de Gotemburgo en 2011.

La proyección en los madrileños cines Princesa de ayer mismo lunes 22 contó con la presencia del propio director para la presentación y un posterior coloquio. A preguntas de LosMejoresRock.com, De Oliveira aclaró el rumor que circulaba en los días en que Metallica andaba por España en su gira de febrero de este año. Metallica no viajaron a Sad Hill con sus familias, como se comentaba en algunos círculos, pero sí lo hicieron sus teloneros Kvelertak, tal y como se reflejó en la prensa burgalesa.

El realizador también comentó que Metallica habían cedido “por un precio simbólico” los derechos de la canción que acompaña los títulos de crédito finales y que no es otra que la interpretación en directo de ‘Creeping death’. El tema corresponde al concierto ya comentado y según confesó Guillermo de Oliveira, Hetfield se mostró encantado de colaborar con el proyecto, dedicando hora y media de su tiempo a hablar con el equipo sobre la pasión que siente por el largometraje.

La sinopsis que resume el contenido de esta interesantísima y muy recomendable producción es la siguiente: “En 1966, el Ejército español construyó a Sergio Leone el cementerio de Sad Hill, un espacio empedrado con 5.000 tumbas falsas que sirvió al mítico director para ambientar la última e icónica escena de “El Bueno, el Feo y el Malo”. El rodaje terminó, pero Sad Hill permaneció allí, siendo pasto del abandono y sepultado por la vegetación, hasta que un grupo de fans del emblemático western decidió desenterrarlo y devolverlo a la vida; una iniciativa a la que se han unido personas de toda Europa”.

Leo Cebrián Sanz