David Draiman, vocalista de Disturbed, cantó el himno nacional israelí, “Hatikva”, durante el concierto que la banda dio en la ciudad Rishon LeZion (Israel) ayer 2 de julio. Era la primera vez que el grupo actuaba en dicho país, se mostraron numerosas banderas israelíes en las pantallas y en un momento el cantante se puso una camiseta de apoyo a Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), las fuerzas armadas nacionales.

Draiman (46 años) es judío, sus abuelos maternos sobrevivieron a un campo de concentración nazi, no así otros familiares.

La canción de Disturbed “Never again”, del disco (2010) trata sobre el Holocausto y carga contra aquellos que lo niegan.

El cantante ha criticado siempre, tanto en medios de comunicación como en redes sociales, a organizaciones y personas que defienden los derechos palestinos y atacan al estado hebreo.