Venían de su Santa Cruz de Tenerife natal y no paraban de frotarse las manos del frío, pese a que hacía una buena mañana de sol en la madrileña Ciudad Universitaria. Los canarios Doctor Yao se aclimataron enseguida a una intensa jornada de promoción en la capital, con recorrido por varios medios especializados y varias entrevistas en directo radiofónico. El motivo de su visita era la presentación de su segundo disco -primero a efectos de difusión real-, al que han titulado “Ángel Caído”. Anteriormente grabaron un EP, “Eternidad”, con distinta formación y un sonido que hoy por hoy no les representa del todo.

El trío ejecuta un Rock y Metal Alternativo con una trabajada fusión de tendencias, ya que en su baraja hay cartas de Hard-Rock, Rock clásico, Groove Metal y toda actualización de vanguardia que pueda mejorar sus canciones. Cuesta etiquetarles -que es lo que seguro andan buscando- y su sonido resulta atemporal, en el sentido de que encajaría en una franja temporal de difícil categorización. La banda está compuesta por Iván B. (voz, guitarra y bajo), Martín L. (guitarra y voces) y Mario M (batería y voces), tres personalidades distintas con también distinta procedencia geográfica, que han confluido en las Islas Canarias para meter en una misma batidora a grupos como Black Sabbath, Metallica, Pantera, Mastodon, Sôber, A.N.I.M.A.L o Héroes del Silencio, por decir unos cuantos ingredientes de su mojo picón musical.

Los jardines del Museo del Traje fueron el escenario donde mantuvimos un cordial encuentro con dos de sus componentes: el cantante y bajista Iván Bonilla -que porta el CD en la fotografía- y el batería Mario Márquez (a la izquierda en la imagen). La primera parte de la conversación giró en torno a la naturaleza de su música, fuertemente influida por la libertad a la hora de mezclar formas clásicas con otras más contemporáneas. La nacionalidad de sus integrantes enriquece su particular entendimiento de la síntesis con la que trabajan. Fueron cuarteto, pero su actual configuración como trío define asimismo parte de su concepto artístico de fusión.

 

 

Doctor Yao ha elegido el castellano para expresarse, aunque una de sus últimas canciones (“246 Siento imaginar”) incorpora algunas frases en inglés. Esta excepción nos dio pie a hablar de la cuestión del idioma, a la que siguieron otras preguntas sobre sus temas más representativos y especialmente aquel que mejor puede definir su nuevo disco. Además de “Ella” -videoclip promocional- también sugirieron otros títulos a los que el público está respondiendo bien en directo.

 

 

Ya en el último tramo quisimos saber la razón de que su primer EP no esté disponible en Spotify, además de cuáles son los incentivos con los que cuenta una banda canaria a la hora de planificar su carrera fuera de los polos geográficos del negocio musical.

Iván y Mario también nos explicaron lo que Doctor Yao ofrece en su faceta de directo, así como el enigmático origen de su nombre. Ambos mandaron un caluroso saludo final a nuestros lectores, a los animan a indagar en sus redes sociales y aquellas plataformas digitales en las que han distribuido su última obra. También aprovecharon para animarles a que  indaguen en su álbum -también CD físico- y asistan a los conciertos que próximamente celebrarán en la Península. Ya han tocado de hecho en ciudades como Sevilla, Murcia y Madrid, pero su gran asignatura pendiente es, como ellos mismos dicen, “saltar el charco”.

Nacieron en 2010 y su futuro se presenta óptimo, ya que la ambición del proyecto apunta a un trabajo constante de diversificación musical. Tienen las ideas claras y las ganas para desarrollarlas, así que les deseamos suerte en esta nueva encrucijada de su carrera.

Leo Cebrián Sanz