Han tardado algo de tiempo -unos treinta años-, pero por fin los andaluces empiezan a integrar el legado del Rock andaluz como parte de su propia cultura contemporánea. Un día inauguran una biblioteca dedicada a Jesús de la Rosa, de Triana, y otro se atreven con exposiciones como la organizada por el Museo de la Autonomía de Andalucía. Esta entidad cultural tiene su sede en la Avenida de Blas Infante, s/n, en la localidad de Coria del Río (Sevilla).

“Días de viejo color. Vestigios de una Andalucía Pop 1956/1986” es una propuesta con más de un centenar de piezas de diversa naturaleza artística, que reivindica la modernidad cultural que se fraguó en la región durante la segunda mitad del siglo XX. La influencia del turismo internacional de la Costa del Sol, la cultura británica en el Campo de Gibraltar, las bases militares de Rosa y Morón de la Frontera y el cine italiano y de Hollywood que rodó en Almería algunas de sus grandes producciones combinó lo folclórico con la vanguardia.

La exposición narra la historia de esta Andalucía Pop de forma fragmentaria, a través de textos e imágenes, esculturas y pinturas, cortometrajes y documentales, novelas y poemarios, fotografías y carteles, revistas y fanzines, cómics y discos de vinilo, todas ellas obras de arte facturadas entre los años de referencia por artistas locales como Luis Gordillo, Equipo 57, Guillermo Pérez Villalta, el grupo Smash, Alfonso Grosso, Nazario, Fanny Rubio, Teatro Estudio Lebrijano, Costus y Ocaña.

Esta iniciativa del Centro de Estudios Andaluces ha sido posible gracias a la colaboración de numerosas entidades, instituciones y particulares que han cedido las obras originales. La muestra se inauguró el pasado 5 de diciembre y permanecerá abierta hasta el 14 de abril de 2018.

El nombre de “Días de viejo color” procede del largometraje del mismo título dirigido por Pedro Olea en 1967, que relata la aventura vital de unos jóvenes que pasan sus vacaciones de Semana Santa en Torremolinos (Málaga). Entre los secundarios destacaban artistas del momento como Luis Eduardo Aute y Massiel.

Leo Cebrián Sanz