Uno de los nombres que más curiosidad nos ha suscitado tras repasar el cartel del festival A Cop de Rock, que se celebra este fin de semana en Tarragona, ha sido el de Enrique Espera. Puestos a investigar, hemos encontrado a un dignísimo sucesor natural del legado abierto en su momento por Albertucho, Poncho K y sobre todo Marea. El hecho de que incluso haya grabado un tema (“Muñeca de trapo”) junto a los hermanos Romero -Kutxi y Martín, de Bocanada-, no hace sino incidir en una línea de trabajo muy clara, la del mestizaje del Rock y las raíces flamencas, un tanto abandonado desde el letargo con el que nos castiga la cuadrilla de Berriozar desde hace ya demasiados años. Este hermanamiento ha llevado también a Enrique Espera a ser telonero de Bocanada en Tarragona capital, aunque es su tierra natal Vila-seca -en la misma provincia- donde más acogida ha obtenido.

Su último disco -“Matando Amaneceres”- fue una realidad a comienzos de 2015 y desde entonces este Punky aflamencado ha ido ganando prestigio en la escena subterránea de la fusión más entregada. Imaginen un cartel con Insolenzia, La Vallekana Sound System e Iratxo… y tiramos para adelante con él. La banda que acompaña a Enrique Espera en el escenario está compuesta por Alvar-ito “Ito” (guitarras),  Natan (bajo) y Pepe (batería).

A pesar de la poca difusión que su proyecto ha encontrado fuera de su entorno local, sorprende ver que Enrique Espera cuenta con una abundante y excelente videografía, compuesta por numerosos clips y hasta un DVD en directo, “Que Nos Dejen En Paz”, grabado en 2013 en la ciudad en la que reside. Hay tanto material que hasta su listado nos retrotrae hasta el año 2009 para encontrar sus primeros registros sonoros. La impresión inicial es que nos fastidia mucho no haber sabido de este curioso personaje antes, ya que su aportación merece mucho más que un acercamiento coyuntural.

Leo Cebrián Sanz