Para cerrar la merecida y extensa serie dedicada a Jaime Noguerol, el gran (y desconocido) poeta del Rock español, nos ocupamos por último de su única incursión directa en terrenos musicales. Ya había compuesto canciones para numerosos artistas y grupos afines a los sonidos urbanos, pero esta vez dio un paso cualitativo sin paragón a mediados de los 80. El escritor y periodista ideó un proyecto inédito en el panorama musical del momento, que fusionaba la literatura y el Rock en una simbiosis tan mágica como arriesgada.

“Nueva Pulsación” es el título del disco-libro que Noguerol editó en el año 1984. Fue publicado por Discos Victoria, pero distribuido también por Círculo de Lectores, el popular negocio de venta de discos y libros por catálogo. La cara A estaba integrada por tres canciones: “Nueva pulsación”, “Azafata cibernética” y “Policía: por un rock en tu sirena”, mientras que su reverso incluía un único y extenso tema de catorce minutos: “El relevo de los magos”. Los coautores de tres de las cuatro composiciones fueron Noguerol en la letra y Rafa Guillermo en la parte musical, con la participación de Jorge Pardo en “El relevo…”. Por su parte, “Azafata…” correspondía a Fernando Vázquez y Paco Palacios, a los que luego volveremos a ver en el trabajo de estudio.

Jaime recitaba sus propios textos, en parte ya conocidos por sus obras literarias, como “Extraños en el escaparate”, un título fundamental en la Movida contracultural del Madrid de la década dorada. Parte de esta misma escena apoyó el lanzamiento del álbum, que en su parte de ilustración y grafismo fue firmado por posteriores tótems del diseño, como Óscar Mariné y sus compañeros de estudio. Fernando Vicente se encargó de la portada, aunque el conjunto del diseño correspondía al colectivo Pancoca, uno de los más activos en la capital.

Resulta complicado describir el libreto que contenía el soporte, ya que éste se sustanciaba en 40 páginas totales, incluyendo portada y contraportada. Como obra de arte visual no tiene precio, ya que es una sucesión de collages que beben del Pop-Art y la estética “corta y pega”, propia de la composición under de los fanzines y la prensa alternativa y/o marginal. Incluso se incluyó una funda troquelada a modo de soporte del LP, un detalle más de originalidad e inspiración por parte de los gráficos.

Además de las letras de las canciones, hay textos inéditos de Noguerol que redondean la riqueza conceptual del vinilo. El disco se dedicaba a Miguel Ríos y Luis Regatero, y de hecho su parte física comenzaba con unos versos de la canción “Generación límite”, escrita por Noguerol y que el doble disco “Rock & Ríos” popularizó en todo el país.

La lista de colaboradores resultaba abrumadora, siendo tres las principales voces femeninas invitadas: Luz Casal, Carmelia y Paula Narea. Por la parte de los chicos lucían el ya citado Miguel Ríos y José María Guzmán, por entonces en Cadillac. En materia de guitarristas “Nueva Pulsación” era un desfile continuo de talentos, con Salvador Domínguez (Banzai), Javier Vargas -a la sazón en RH+-, Jaime Stinus (Orquesta Mondragón), Paco Palacios -Miguel Ríos en directo- y Jean Pierre Gómez. La selección de bajistas fiaba su ejecución a Tato Gómez (de la banda del granadino), José Luis Dufourg (Orquesta Mondragón) y el “hombre-para-todo” Paco Palacios.

Los baterías que echaron una mano fueron nada menos que cinco: Larry Martín -que tocaba en Banzai y ya lo había hecho en Guadalquivir-, el mentado Palacios, Jose (Alarma), Ángel Celada (Orquesta Mondragón) y Bob. Como teclistas se apuntaron los ubíquos Rafa Guillermo (Orquesta Mondragón, también coros) y Fernando Vázquez (RH+). Como ya hemos comprobado, su implicación global en el disco fue más que fundamental.

Mención aparte merece el saxofonista Jorge Pardo, que también interpretó algunas líneas de flauta. El virtuoso puso la nota de distinción y clase con el instrumento, del que no tardaría en hacerse el mayor exponente nacional. En este batiburrillo de nombres propios también hay que apuntar a quienes aportaron sus voces en los coros de “Azafata”: Carmín, Carolina, Nena y Samari.

Como colofón, Jaime Noguerol aceptó recitar para nuestros lectores algunas de las duras pero visionarias poesías de su libro “Extraños en el escaparate”. Fueron textos elegidos al azar por el propio autor, pero que leyó con la pasión propia del reencuentro con unos textos escritos más de treinta y cinco años atrás. LosMejoresRock.com no tiene más que palabras de agradecimiento hacia el creador gallego, al que por fin hemos conseguido reivindicar en su justa medida desde los medios especializados.

Leo Cebrián Sanz