La noticia la dio la pasada semana en sus redes sociales nuestro compañero Raúl García, más conocido en los ambientes radiofónicos madrileños como “Mister Virus”, a quien consideramos una fuente más que fiable por su vinculación personal con el protagonista del obituario. Hacia el pasado miércoles anunciaba la muerte en Kenia de quien fuera director y editor de la revista gratuita “Todas las Novedades”, todo un referente de la prensa gratuita en la capital.

Cuando LosMejoresRock.com se editaba en papel como Los + Mejores Rock Magazine, era muy habitual ver cabeceras de libre distribución en tiendas de discos y locales de actuaciones. Eran los tiempos iniciales de la revista Mondo Sonoro, pero también de Bad Magazine, La Hostia Magazine o algunas otras que informaban a los aficionados a la música de las novedades discográficas y el calendario de conciertos. Aún no había llegado Internet y los medios de precio “0” vivimos una edad de oro a la que tampoco fue ajena la revista “Todas las Novedades”, que en su última etapa se llamaría simplemente “Novedades”.

Esteban Pérez llevó “TLN” con gran dignidad desde su primer número al último, pasando por todo tipo de vicisitudes, desde los iniciales titubeos de una publicación en blanco y negro con un escaso número de páginas a la lujosa edición de anuarios. Su discreción fue la nota dominante de una carrera profesional que decidió interrumpir inesperadamente cuando optó por cambiar de vida de manera radical. En su momento parecía un simple bulo, pero pronto se comprobó que era verdad: Esteban se había marchado a vivir a África, dando uno de esos giros vitales absolutos que todos nos hemos planteado alguna vez y al final muy pocos se atreven a dar.

El compañero de la prensa especializada ha muerto en Kenia, cuya ciudad Ukunda figura en su perfil de Facebook como lugar de residencia, cerca de la frontera con Tanzania. Nos unimos al pésame y la solidaridad que está recibiendo la familia en estos primeros momentos del conocimiento público de su muerte. Nuestro recuerdo personal de Esteban está asociado a una divertida coletilla con la que adornaba sus crónicas, ya que en ellas siempre había referencia a “su chica”. Esteban solía acudir con ella a los conciertos que cubría para su medio y acostumbraba a reflejar las opiniones de su pareja respecto a tal o cual aspecto del evento.

Reportaje sobre Esteban Pérez a partir del minuto 45:45

“Todas las Novedades” era una publicación sin prejuicios, que igual publicaba una portada de los por entonces desconocidos Doctor Deseo que dedicaba su cubierta al Hip-Hop de Frank T. Salvando las distancias que le separaban de la especialización de Los + Mejores, también él supo cruzar las fronteras de lo tópico y comercial para descubrir nuevos nombres a los que promocionar de forma altruista. Los que aún resistimos en esta batalla de las revistas independientes y con personalidad recordamos con cariño a Esteban Pérez y aquella década de los noventa, cuando las cosas aún eran tangibles y analógicas, cálidas y tan cercanas como la textura del papel.

Leo Cebrián Sanz