Hay tantas noticias de bares rockeros que cierran, que celebramos poder escribir una noticia sobre uno que abre o cuya existencia desconocíamos, como es el caso que nos ocupa. Se trata del madrileño Flamingo Rock Bar y se encuentra en la calle Cartagena, 24, relativamente cerca de la sala Barracudas, donde el próximo sábado 5 de octubre se celebra la fiesta-concierto “Vuelve el Glam a Madrid”.

A simple vista se trata de un bar normal de barrio, en una zona muy transitada y cercana a dos ejes importantes -Las Ventas/Manuel Becerra y Avenida de América-, que se ha hecho popular por la excelencia de sus especialidades de tortilla de patatas. Sus platos de huevos rotos también están que se salen y es por lo tanto un referente de buena cocina doméstica que atrae a un público variopinto, no necesariamente rockero -incluso bastante pijo, de hecho-.

Lo pintoresco del caso es que la decoración está formada en su 70% por posters y fotografías de grupos de Hard Rock y Heavy Metal de todos los tamaños y orígenes (revistas, cartelería promocional, etc.), a los que flanquean tranquilamente los numerosos flamencos que dan nombre al local. Entiéndase flamenco como ese bello ave de color rosa y patas zancudas que -no nos resistimos a recordarlo- dio nombre también a la serie que consagró a la actriz Morgan Fairchild: ‘Flamingo Road’, una especie de ‘Dallas’ o Dinastía” de comienzos de los ochenta. Al fondo del pasillo central, un gran tapiz vegetal ambienta el ecosistema del icónico animal.

En nuestra reciente visita no tuvimos tiempo de analizar la selección musical que sonaba de fondo, por cuanto el bullicio y la algarabía era tal que resultaba complicado concentrar la atención entre tanta conversación. Pero nos quedamos muy contentos con la generosidad de sus tapas y queda para la siguiente visita una investigación profunda de su carta de bocadillos y raciones. Vimos alguna camiseta de AC/DC al otro lado de la barra en nuestra cata meramente musical, pero “los ojos de tus héroes / te miran desde la pared”. Y eso nunca engaña…

Leo Cebrián Sanz