Siempre que hay un festival de Rocktizake pegamos el oído a cualquier conversación musical que nos pueda revelar por dónde van los gustos de la muchachada. En un par de ocasiones escuchamos el nombre de Funkiwis, lo que nos puso tras la pista de esta banda de Funk y Hip-Hop rockerizados, que parece el relevo generacional más directo de O’funkillo. Citamos al grupo del bajista Pepe Bao porque se trata de la referencia más directa para entender cuál es el sonido de esta formación valenciana, para la que también son importantes el Reggae o el Soul del “Interludio” de su último disco.

Una vez más, la Comunidad más activa en lo musical de los últimos años vuelve a entregarnos una fiable promoción de músicos de la misma quinta que La Raíz, Mafalda y tantos otros colectivos de esta generación, crecida ideológicamente a la sombra de su oposición al poder de la derecha. Los mensajes de Funkiwis son por lo tanto muy políticos, mientras que su código de vestimenta responde al ya tópico del negro inmaculado en camisetas y pantalones, “a juego” con las perillas y barbas de  las caras.

Funkiwis son tantos que hasta cuesta encontrar una imagen en la que puedan caber todos en horizontal: Óscar De la Torre y Lluís Romero (vocalistas), Salva Abad (guitarra y programaciones electrónicas), Vincen García (bajo), Rixi Galán (batería), Manu Pardo (trompeta), Eloy Javaloyas (trombón) y Davido Cases (saxo). 

Su último disco se titula “Baile de Buitres” y parece un CD físico en toda regla, ya que apuesta por los trece temas de desarrollo. Funkiwis es desde luego un grupo muy prolífico, ya que en abril del pasado año editaban su tercer disco: “Mundo Roto”. Tras cinco años de existencia, el octeto alcanzaba por fin una rampa de lanzamiento en la que han tenido que ver -y  mucho- sus multitudinarias presentaciones en directo en festivales de fusión y rítmica reivindicación. Su historia productiva comienza en 2012 con la edición de un primer EP titulado “Sírvase su Copa Aquí”, apenas unos meses después de haber comenzado a ensayar. Le siguió idéntico formato en 2015 con “Nadie al Volante”, bajo la tutela de Maldito Digital.

En materia de directos, Funkiwis se ha desplegado con mucho éxito por ese imaginario festivalero que encabeza el Viñarock -ganaron el concurso Road to Viña en 2013 y repitieron mini-concierto un par de años después- e integran otros similares como Arenal Sound, Cabo de Plata, Gazpatxo Rock, Rototom Sunsplash o Imaginada Tarragona. También han apoyado en directo varias causas sociales (afectados por las hipotecas, solidaridad con el pueblo saharaui, etc.), obtenido el premio Sona la Dipu -concurso de bandas emergentes en Valencia- y afianzado su circuito de salas en los habituales puntos geográficos que mejor responden a este tipo de propuestas, como Madrid, Cataluña, País Vasco y Navarra.

Los temas que más se han destacado de “Baile de Buitres” han sido los videosingles del tema homónimo, así como los posteriores “Antihéroe”, “Deja las moscas”, “Gente de nunca”, “Googa mooga”, “Idiota útil”, “Interludio”, “Kamikaze” y “Paso de gigantes”. Como vemos, una estrategia promocional basada en el difusión casi simultánea de varios videoclips, que una vez más se demuestra de lo efectiva y directa.

Leo Cebrián Sanz