La 11ª edición del festival GINETA-ROCK se celebrará el próximo 29 de septiembre en los aledaños del Salón municipal de La Gineta (localidad de la provincia de Albacete).

Nos hemos propuesto entrevistar, uno a uno, a los grupos del cartel que son: Leo Jiménez, Equilibrium, Infamia, Celtibeerian, Snakeyes, Seventh Hell, Survael e In Vain, a falta de una confirmación más.


por Jon Marin


Empezamos con Celtibeerian, el grupo de Folk Metal de Ciudad Real, ya con tres discos en el mercado más otro en formato acústico. 

 

¿Qué hay en la actualidad de la banda? ¿En qué estáis en estos momentos?

David Sánchez “Dagda” (viola, ‘whistles’, ‘bagpipes’, ‘bouzouki’): -Ahora mismo estamos inmersos en seguir montando fechas para este ‘Deiwos Tour 2018’. La verdad es que muy contentos con todas las fechas que estamos cerrando. Nada como volver a la carga.

Gustavo Infantes “Gus” (bajo, cantante): -Incluso cuando parece que hacemos menos ruido, estamos maquinando nuevos planes… ¡La bestia nunca duerme!

¿Cómo se presenta lo que queda de año en cuanto a conciertos?

Dagda: -Pinta muy bien, este año estamos ocupando prácticamente todo en festivales, que es lo que nos gusta realmente. Priva y música durante uno o varios días, ¿qué más se puede pedir?

Gus

No es fácil entrar en el cartel de un festival para ciertos grupos. ¿Contentos de formar parte del Gineta Rock otra vez? ¿Cómo lo habéis conseguido? 

Gus: -Estamos contentísimos de volver a formar parte del Gineta Rock, ya había muchísimas ganas tanto por nuestra parte como por la organización. No ha sido difícil debido a esa predisposición. Además, siempre es un placer volver, ellos apostaron por nosotros cuando estábamos empezando y eso nunca lo olvidaremos. Personalmente me encanta el ambiente y el trato del Gineta Rock, ya que también tuve la oportunidad de tocar con mi otra banda, Mala Fortuna, y de igual manera, allí estuvimos mejor que en brazos, je, je…

D: -Muy contentos de volver al ‘Gineta’. Para mí es un tanto especial, ya que fue mi primer festival como miembro oficial de Celtibeerian, así que será brutal volver.

Dado que muchos grupos se quejan de que “los de toda la vida”, los que sí consiguieron el éxito, no dejan hueco a “las nuevas propuestas”. ¿Qué opináis del tema de los ‘carteles de los festivales’ en general?

G:En muchos casos, incluso lo hemos vivido, sí que se abusa de que prefieren a “los de toda la vida” antes que a las “nuevas propuestas”. Y la verdad, creo que es un grave error porque -no en todos los casos- muchas de esas bandas de toda la vida ya sólo tienen el nombre y ni el espectáculo es bueno ni las ganas e ilusión son las mismas que las que tienen las bandas emergentes. Huele a kilómetros que están por la pasta y poco más. Estamos de acuerdo en que muchas veces es lo que la gente solicita, pero gracias a festivales como Gineta Rock, que sí apuesta por bandas emergentes, está cambiando el asunto. Son la prueba de que no hace falta jugar a “sota, caballo y rey” para marcarse un peazo de festival. Las bandas emergentes son el futuro y da gusto ver la calidad, ganas e ilusión que la gran mayoría tienen.

D:Somos de los que pensamos que hay que dejar paso a las nuevas propuestas, y los festivales -hablando de festivales muy grandes- lo tendrían que ver. Aunque es bueno comprobar cómo cada vez se ven más carteles de festivales muy interesantes y con más de una banda que lleva poco o está empezando. Todos deben tener la oportunidad de demostrar lo que valen.

Como músicos ¿qué os atrae del ‘Gineta’?

D: -Sinceramente, que es un festival que apuesta por lo nacional aparte de traer bandazas de fuera. ¡Ojalá se hiciera de varios días para que se pudiera disfrutar más!

G: -Además de la profesionalidad y el curro de la organización, el buen ambiente y el ser partícipe de cómo un festival creado por una asociación de amantes del Metal va creciendo cada vez más gracias al esfuerzo e ilusión que le ponen. Además de que siempre es un placer volver a juntarnos y ver caras conocidas. Por cierto, aprovecho para saludar a Deme, ja, ja…

¿De qué manera animaríais a asistir a los seguidores que todavía se lo están pensando?

D:Pues con un cuchillo o un sarmiento pelado, obviamente, ja, ja… Bromas aparte, es un festival muy bien montado y todo el mundo que va, se vuelve a casa con un buen sabor de boca y una resaca de espanto. ¡No se necesita más!, ja, ja…

G: -Sí, y además de todo eso: grandes bandas, toneladas de alcohol y buen rollo a un precio bajísimo… No es ni para pensárselo. Además, haciendo de embajadores de Castilla-La Mancha, ¡joé!, que La Gineta es un pueblo que está guay. Y si os aburrís, al día siguiente siempre tenéis Albacete al lado para pasar vuestra bonita resaca dando vueltas por cualquier centro comercial o viendo el Museo de navajas, ja, ja… Venid y dejaos los cuartos en La Mancha, ¡a ver si así empiezan a apoyar un poco el Metal desde las instituciones!, je, je…

Dagda

¿Conocéis musical o personalmente al resto de bandas del cartel? ¿Qué opináis de ellas?

D:A algunas sí, a otras no. En el caso de Equilibrium ya conocíamos personalmente al guitarrista por haber tocado con su otra banda, Nothgard, hace años. También conocemos a la peña de Survael de haber compartido escenario, a los que, por cierto, ¡enhorabuena por haber ganado la batalla de bandas!, será genial volver a verlos.

G: -Lo mismo, estoy deseando volver a ver a la peña que conocemos y, cómo no, deseando también conocer a los que no. Por lo que he visto y he escuchado, es un cartel muy variado y acertado, ¡y con mucho Metal!

De todas las bandas con las que habéis coincidido sobre un mismo escenario, en toda vuestra carrera, ¿cuáles son las mejores personas y quiénes han sido los más perros?

D:Esta es difícil… Hemos conocido a bandas con músicos majísimos, tanto internacionales como de aquí. Lo bueno de esto es que haces amistades que acaban siendo algunas prácticamente para siempre. No podría nombrar a una sola, son muchas: Nuestros amigos de Ocelon, Cuelebre, Northland, Russkaja, el acordeonista y el violinista de Korpiklaani… Gente que ha sabido aguantarnos dentro de un ciego inmenso, y eso se valora. Los más perros… pues la verdad es que no me acuerdo, no llego a ese punto. Cuando me he encontrado a “músicos” (marca lo de ‘entre comillas’) que van de sobrados, no he llegado a cruzar palabra, así que me lo ahorro.

Gus se toma la pregunta en principio a su manera y contesta: -Si ‘perro’ significa lo mismo que en nuestra tierra: ‘vago’, espero que seamos nosotros los que ostentemos ese título, ¡porque méritos hemos hecho!, ja, ja… Si significa ‘gentuza’…

-Ahí, amigo, ahí…

-Pues diré que, como en todos los lados, hemos conocido a algunos, pero preferimos pasar de ellos… o putearlos un poquito, pero de buen rollo (risas) y quedarnos con la gente buena con la que hemos coincidido, que por suerte es muchísima más que la mala. Si fuese al revés, apaga y vámonos. La lista es muy grande y, además de la gente de las bandas que Dagda ha señalado, se me ocurre la gente de Vikingore, Percival, Skiltron, Last Days Of Eden, Cachirulos XL, Anna Murphy, Overloud, V.I.L., Van Canto…. ¡Han sido tantos que es difícil poner a todos en una lista a bote pronto!

Contadnos una anécdota graciosa que os haya acontecido yendo, volviendo o durante un concierto.

D:Son demasiadas anécdotas, ja, ja… En general, me encanta viajar con mi banda. Ya podemos ir desganados o volver reventados, que siempre lo pasamos brutal y nos pasa cualquier cosa de las que se la cuentas a un cura, y se caga en Dios, ja, ja…

G: -Efectivamente tenemos un máster en anécdotas, buenas y malas. Podríamos escribir un libro: Olvidarnos instrumentos, salir indispuestos, caídas en el escenario, fundas de guitarra llenas de latas de birra… y un largo etcétera. Personalmente me quedo con un buen hit combo que nos ocurrió en la gira con Russkaja: Veníamos de Barcelona de dormir cuatro putas horas en un youth hostel con extranjeros aún más borrachos que nosotros, arrastramos nuestras bonitas resacas hasta Madrid y al día siguiente tocaba Murcia. En la furgo todo bien, llegamos con tiempo de sobra, espabilados -aprovecho para decir que buscamos endorser de bebidas energéticas, je, je…- y dispuestos para dar otro directo con ganas. Así que descargamos y Dagda y yo nos fuimos a aparcar. Al bajar de la furgo, pisé un condón usado con el que me resbalé y además escuchamos un sonido de aire saliendo de la rueda, que tenía un clavo enorme… Los tornillos estaban oxidados, por lo que era casi imposible sacar la rueda, y la Policía nos miraba y pasaba de nuestro culo. Menos mal que un conductor de autobús que estaba allí nos echó una mano y pudimos cambiarla. Cuando llegamos a la sala, todo empezó a retrasarse por causas ajenas a la banda, así que no pudimos probar sonido apenas. Abrieron las puertas con nosotros aún en la prueba y sólo nos dejaron veinte minutos de concierto. Y por si esto no fuese suficiente, a las dos semanas me llegó a casa una multa por pasar por una calle, que se supone que era peatonal, cuando recogimos el equipo. ¡Esto es Rock n’ Roll! Je, je…

-¡Pues cuidado con Murcia, je, je…!

Finalizamos esta divertida conversación con los consejos de Gus:

-Lo dicho: ¡Tenemos muchas ganas de volver a tocar en el Gineta Rock! Y cómo no, de veros allí. Esperamos que os haya gustado nuestro nuevo disco y, para el que quiera más info o material de la banda, visitad nuestra nueva tienda y sitios oficiales. ¡Salud y mucha birra!

Foto: The Black Cat