El pasado sábado 25 de mayo fue una fecha histórica para la radio Rock madrileña, ya que desde la ciudad de Zaragoza se organizó una maratón de doce horas de duración. El acontecimiento tuvo lugar en la sala Gruta 77, el templo del Punk-Rock en la capital, donde se sucedieron los conciertos y emisiones en directo desde la una de la tarde a la una de la madrugada. La iniciativa fue organizada por Santi “Pekeño Ternasko”, todo un emprendedor del Rock en la capital aragonesa, donde su emisora difunde un elevado número de espacios musicales. Muchos de ellos son reemitidos, ya que originalmente se realizan en ciudades y países de distintos territorios e incluso países de habla hispana.

La mecánica del acontecimiento consistía en la emisión sucesiva de los distintos programas invitados, a los que de inmediato sucedían las actuaciones -bien acústicas o eléctricas- sobre el escenario del club. Las bandas que desfilaron por el Gruta fueron Aulladores, Básico, Kamikazes, Rodrigo Mercado -en sustitución de la Kiko García Band-, Macarrones, Sex, Star Mafia Boy, Sun Faia y Valdés, con una guinda final protagonizada por Miss Octubre. La formación en la que militan Agnes Castaño -de los extintos Lilith- y Alfredo Piedrafita -antiguo componente de Barricada- cerró la noche con un concierto especial, que remataba la gala con un plus de audiencia específica para su concierto.

Durante la jornada hubo tiempo para la confraternización entre locutores, músicos, periodistas rockeros y público en general, que compartieron una de esas extrañas ocasiones en las que la música está muy por encima de los personalismos o la vanidad. Hubo armonía y buen humor, oferta de cervezas para aguantar varias horas del tirón y hasta unos saludables tentempiés con los que contentar al estómago.

Incluso las prometidas sorpresas surgieron de forma espontánea. “El Pirata”, todo un icono de la radio rockera nacional, supo del acontecimiento esa misma mañana en la tienda “Telón de Acero” y desde la otra punta de Madrid, en el barrio de Ventas, dirigió su coche hasta Carabanchel para sumarse al acontecimiento. También participó activamente Chema Gallego, de la agencia de promoción La Central de Comunicación, que junto al “Piri” dio paso al mini-concierto o showcase de los madrileños Sun Faia.

Mañana nos ocuparemos de los otros protagonistas de la velada…, por supuesto, los distintos programas y emisoras independientes del dial de la capital y su Comunidad. Todos ellos garantizaron el dinamismo de la propuesta, que desde luego puede calificarse como todo un éxito a tenor de lo vivido durante este sábado tan especial. Por un momento parecíamos haber retrocedido todos en el tiempo, hasta el final de los años 80, cuando algunos intentos similares unieron a las radios libres madrileñas frente a la LOT -la Ley de Ordenación de las Telecomunicaciones-. Aquella represiva legislación, de imborrable y amargo recuerdo, acabó con un elevado número de radios independientes o “piratas”, según el peyorativo calificativo de quienes no comprendían o directamente despreciaban su función social y cultural.

Leo Cebrián Sanz